21 de mayo de 2020
21.05.2020
Levante-emv
Desastre natural

El ciclón 'Amphan' deja 84 muertos en India y Bangladesh

La evacuación de más de tres millones de personas evita una tragedia mucho mayor

21.05.2020 | 19:36
Los daños causados por el ciclón Amphan.

El ciclón 'Amphan', uno de los más fuertes en azotar la región del sureste asiático en los últimos años, ha dejado este jueves al menos 84 muertos a su paso por las costas de Bangladesh e India, según han informado las autoridades de los dos países, que temen que la cifra siga aumentando.

Las evacuaciones en masa, llevadas a cabo antes de que el ciclón tocara tierra, han logrado salvar vidas "sin lugar a dudas", tal y como han recalcado las autoridades a la cadena de televisión CNA.

No obstante, el verdadero daño y la cifra total de víctimas causadas por el fenómeno meteorológico no se conocerá hasta que se puedan restablecer las conexiones en la zona.

Por el momento, el ciclón ha dejado 72 muertos e importantes daños materiales en el estado indio de Bengala Occidental, el más afectado. En Bangladesh, por contra, son 12 los decesos.

Del total de fallecidos en India, 17 personas han muerto en la capital del estado, Calcuta, según ha explicado la ministra principal del estado, Mamata Banerjee, en una reunión para analizar la situación tras el paso del ciclón y las operaciones de rescate y ayuda a los damnificados.

La mayoría de las víctimas han muerto tras ser electrocutadas o debido a las fuertes contusiones sufridas por la caída de árboles a causa de las intensas ráfagas de viento, que superan los 185 kilómetros por hora.

La ministra principal ha anunciado que el Gobierno estatal pagará indemnizaciones a las familias que han perdido algún miembro como consecuencia del ciclón. Horas antes, Banerjee ha asegurado que el ciclón ha causado un impacto peor en la zona que la pandemia del coronavirus.

"Es una catástrofe. Toda la parte sur se ha visto afectada. Estamos conmocionados. Nos llevará de tres a cuatro días evaluar los daños", ha explicado. Algunos edificios antiguos y abandonados se han derrumbado parcialmente en Calcuta, donde se han registrado vientos de hasta 120 kilómetros por hora.

En Bangladesh la mayoría de las personas han muerto como consecuencia de la caída de árboles. Muchas zonas de baja cota en la costa y en islas han experimentado un aumento del nivel del agua que llega hasta los cinco metros, según el Departamento Meteorológico de Bangladesh.

Asimismo, el ciclón ha provocado cortes del electricidad en algunas zonas de Bangladesh y en el estado indio de Bengala Occidental, incluida Calcuta. El aeropuerto de esta ciudad india, que ha estado cerrado durante la tormenta, ha quedado inundado y muchas de sus estructuras han sufrido daños. Al menos dos hangares se han derrumbado, provocando daños en las aeronaves que albergan.

"Muchas zonas están devastadas y no tienen suministros de agua. En nuestra localidad todo ha quedado arrasado por la terrible tormenta", ha explicado a la cadena de televisión NDTV un residente que vive en una zona afectada por el paso del ciclón en la región india de Digha.

Tres millones de evacuados

Las autoridades en India y Bangladesh han evacuado a más de tres millones de personas por el paso del ciclón 'Amphan'. Los medios locales han señalado que, aunque las evacuaciones han tenido un efecto positivo, muchos residentes han decidido quedarse en sus casas porque no querían dejar el ganado abandonado.

Los residentes han criticado a las autoridades por considerar que no anticiparon la fuerza de la tormenta, especialmente la intensidad con la que azotó Calcuta. La Fuerza Nacional de Respuesta ante Desastres de India ha puesto en marcha este jueves varias operaciones de ayuda y ha desplegado cientos de trabajadores para despejar carreteras bloqueadas por árboles y postes de electricidad.

'Amphan' ha sido el segundo superciclón que se forma en el noreste del océano Índico en las últimas dos décadas y desde el martes ha bajado de intensidad hasta llegar este jueves a convertirse en depresión tropical dejando lluvias torrenciales en algunos puntos.

Los ciclones suelen formarse en la bahía de Bengala entre abril y noviembre, dejando una senda de destrucción e inundaciones en las costas del sur y el este de India. En 1999, un superciclón mató a 10.000 personas en el estado indio de Odisha.

19 millones de niños en riesgo

En este contexto, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado de que 19 millones de niños están en situación de riesgo en Bangladesh e India por el paso de 'Amphan'.

En un comunicado, la agencia de Naciones Unidas ha dicho que le "preocupa profundamente" que la pandemia de coronavirus agrave las consecuencias humanitarias del paso del ciclón por estos dos países y ha advertido de que los evacuados a refugios temporales "abarrotados" son "especialmente vulnerables" ante la propagación de enfermedades respiratorias como el coronavirus y otras infecciones.

"Seguimos monitorizando de cerca la situación", ha dicho el director regional de UNICEF para el sureste asiático, Jean Gough. "La seguridad de los niños y sus familias en las áreas que se verán afectadas es una prioridad y es positivo ver que las autoridades han planificado su respuesta urgente teniendo en cuenta la actual pandemia de COVID-19", ha indicado.

UNICEF ha señalado que, de acuerdo con las previsiones, los campamentos de refugiados en Cox's Bazar, que albergan a más de 850.000 rohingyas, sufrirán intensos vientos y fuertes lluvias que podrían causar daños a los hogares y refugios. "Esta población ya es muy vulnerable y recientemente se han confirmado casos de COVID-19 en los campamentos y comunidades de acogida", ha avisado.

En este sentido, ha contado que está trabajando con las autoridades y con organizaciones humanitarias para ayudar a garantizar que los niños y las familias bangladeshíes y rohingyas estén protegidos. "Estos esfuerzos incluyen concienciar a las comunidades rohingya y bangladeshí sobre la preparación ante ciclones y preposicionar suministros de agua, saneamiento, higiene, así como suministros médicos de emergencia, para satisfacer las necesidades humanitarias inmediatas", ha señalado.

"UNICEF está trabajando en toda la región y en estrecha colaboración con los gobiernos de Bangladesh e India, y está listo para apoyar las operaciones humanitarias necesarias para llegar a los niños y las familias afectadas por el ciclón Amphan", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook