30 de mayo de 2020
30.05.2020
Levante-emv
Violencia policial

Un joven fallece tiroteado en Detroit durante las protestas por la muerte de Floyd

En Oakland, un agente también ha fallecido y otro ha resultado herido durante las manifestaciones

30.05.2020 | 08:24
Un joven fallece tiroteado en Detroit durante las protestas por la muerte de Floyd
Un joven fallece tiroteado en Detroit durante las protestas por la muerte de Floyd

Un joven ha muerto esta noche en Detroit, tiroteado, mientras participaba en las protestas por la muerte en Minneapolis del afroamericano George Floyd a manos de la Policía, un suceso que está generando altercados cada vez en más ciudades de Estados Unidos.

Según fuentes policiales que citan medios estadounidenses, un hombre de 19 años, recibió disparos durante las protestas y las autoridades están buscando al agresor. El suceso ocurrió poco antes de la medianoche del viernes cuando un individuo que circulaba en un vehículo hizo varios disparos contra un grupo de personas que protestaba por la muerte de Floyd antes de escapar El joven fue llevado a un hospital de la ciudad, donde se constató su muerte. La Policía de Detroit investiga el suceso y recaba datos para localizar al sospechoso.

Un agente muerto en Oakland

Un agente federal ha muerto y otro ha resultado herido por disparos de arma de fuego en un incidente bajo investigación ocurrido durante las protestas ocurridas en Oakland (California) por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd durante una detención policial en Mineápolis, y que ha desembocado en la imputación por asesinato en tercer grado de uno de los agentes.

El tiroteo ocurrió en el edificio federal de Oakland Down Town, donde resultaron alcanzados dos agentes del Servicio de Protección Federal, una entidad al servicio del Departamento de Seguridad Interior. 

Más de 7.500 personas se juntaron este sábado por la noche en Oakland para protestar por la muerte de Floyd. La Policía ha constatado numerosos actos de vandalismo, saqueos y daño a la propiedad, según informa CNN.

Disturbios en todo el país

En este sentido, las protestas por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd en una detención policial en Mineápolis, en el estado de Minesota, se han extendido este viernes a varias ciudades del país. En concreto, en Washington, la capital estadounidense, las protestas en torno a la avenida Pensilvania ha ocasionado el cierre de puertas de la Casa Blanca.

Así, se han cerrado también las puertas de la sala de prensa, donde se encuentran los periodistas que cubren la información presidencial, y las autoridades del Servicio Secreto de Estados Unidos no dejaban salir a nadie del lugar, si bien finalmente se ha procedido a su apertura después de que los manifestantes se hayan dirigido al Capitolio, según informaciones de la cadena CNN.

Las protestas han continuado en varias ciudades del país como es el caso de Houston, donde varias personas se han concentrado en contra de la acción policial y para pedir justicia en el caso de la muerte de Floyd. Los manifestantes han portado carteles en los que se podía leer frases como "hay que acabar con la brutalidad policial" o "las vidas de los negros importan", según la cadena KTRK.

Al mismo tiempo, miles de personas se han congregado en Atlanta, donde se ha incrementado la tensión con las fuerzas policiales. La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, había alentado a los ciudadanos a manifestarse pacíficamente. "Cuando las vidas y la conciencia de esta nación están en peligro, se espera que nosotros como ciudadanos ejerzamos nuestros derechos constitucionales de reunirnos pacíficamente y que nuestras voces sean escuchadas. Atlanta encarna estos valores y yo animo a todo aquel que quiera ejercer sus derechos a que recuerden el legado de Atlanta en las protestas pacíficas que conducen al progreso", expresó la alcaldesa.

Sin embargo, y después de que las protestas de este viernes se volvieran más violentas, Lance ha pedido a los manifestantes que "se fueran a casa" después de que un agente de la Policía resultara herido. Además, los manifestantes quemaron dos coches y rompieron varias ventanas del centro de la cadena CNN en la ciudad.

"Lo que está sucediendo en las calles de Atlanta no es Atlanta. Esto no es una protesta, este no es el espíritu de Martin Luther King. Es un caos", ha expresado la alcaldesa. Además, ha afirmado que si los ciudadanos quieren un cambio en Estados Unidos que "vayan y se registren para votar". "Ese es el cambio que necesitamos en este país", ha añadido.

Varios detenidos en Charlotte

En Charlotte, los agentes policiales han detenido a varias personas que han lanzado piedras contra una comisaría. "Varios manifestantes han dañado los coches de policía y han continuado lanzando piedras a los agentes", ha asegurado la Policía, que ha precisado que han emitido una "orden de dispersión", después de considerar la concentración como "ilegal". Además, la Policía de Charlotte ha lanzado gases lacrimógenos para dispersar a la multitud que se estaba concentrando.

Las concentraciones han tenido lugar también en Brooklyn, en Nueva York, donde los manifestantes han lanzado botellas de vidrio y de plástico a los agentes.

Por su parte, en Mineápolis, lugar donde comenzaron las concentraciones tras la muerte de Floyd, continúan las protestas a pesar del toque de queda decretado por el gobernador de Minesota, Tim Walz, y que ya rige en la ciudad.

En concreto, Walz ha emitido una orden ejecutiva en la que se aprueba un toque de queda temporal que regirá durante las noches del viernes y sábado en Mineápolis y Saint Paul entre las 20.00 y las 06.00 horas.

Este mismo viernes Derek Chauvin, el agente que habría provocado la muerte a George Floyd tras aplastarle el cuello durante su arresto, ha sido detenido.

Centenares de detenidos

La Policía de Los Ángeles ha informado de entre 400 y 500 detenidos durante los disturbios ocurridos tras las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd en Mineápolis. En Nueva York son unos 200 los detenidos.

El portavoz de la Policía angelina Josh Rubenstein ha dado estas cifras a la CNN y ha explicado que no son más concretas porque se sigue trabajando en el procesamiento de los datos de los detenidos y también incluirá la cifra de heridos, tanto "civiles" como policías.

Fuentes de la Policía neoyorquina han informado por otra parte y también a la CNN que una docena de agentes heridos graves y más de 40 vehículos policiales afectados por vandalismo.

En cuanto a los 200 detenidos, más de 40 proceden de fuera de la ciudad, gran parte de Long Island. La gran mayoría de detenidos ha sido puesta en libertad con una citación.

Dos furgones fueron atacados con sendos cócteles molotov en el barrio de Brooklyn. Los agentes se han incautado de un bidón de gasolina y dos cócteles incendiarios más en un vehículo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha advertido de que el Ejército "está listo, quiere y puede intervenir" para ayudar a mantener el orden público si fuera necesario.

"Podríamos tener a los soldados allí muy rápidamente si quieren tenerlos (...). Tienen que ser duros. Tienen que ser fuertes. Tienen que ser respetados", ha afirmado Trump.

Las unidades de policía militar de Fort Riley (Kansas), Fort Bragg (Carolina del Norte) y Fort Drum (Nueva York) han recibido orden de prepararse para el despliegue a la espera de una petición del gobernador de Minesota, Tim Walz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook