15 de junio de 2020
15.06.2020
Levante-emv
Crisis del coronavirus

Reino Unido confirma un millar de nuevos positivos e Italia suma 26 muertes más

Ambos países avanzan en la desescalada, Inglaterra con la reapertura de comercios no esenciales

15.06.2020 | 18:33
Colas frente al Zoo de Londres, que ha reabierto este lunes

El número de muertes confirmadas por la COVID-19 en el Reino Unido se ha incrementado a 41.736 tras sumar 38 más en las últimas 24 horas, según datos divulgados este lunes por el ministerio británico de Sanidad. Hasta la fecha, el Reino Unido ha registrado 296.857 casos positivos de contagio por coronavirus, 1.056 en la última jornada, de acuerdo con la misma fuente.

El Gobierno británico avanzó este lunes en su plan de desescalada con la reapertura en Inglaterra de todos los comercios que venden productos no esenciales y el retorno a clase de algunos alumnos de educación secundaria. En Irlanda del Norte, los negocios no esenciales abrieron la semana pasada, y Escocia y Gales todavía no han fijado una fecha para su retorno a la actividad.

Este paso en la progresiva vuelta a la normalidad conllevó algunas colas en ciudades como Londres para esperar la apertura de tiendas como la popular Primark, que no vende por internet, y Nike, donde algunos clientes causaron un pequeño revuelo al no respetar la distancia para poder entrar nada más levantó la persiana.

El sector de la hostelería pide ahora al Gobierno de Boris Johnson que proporcione claridad acerca de cómo y cuándo volverán a la actividad, ya que no está confirmada la fecha del 4 de julio y no se han publicado las guías sobre equipamiento y protocolos que regirán su nueva forma de operar. Además, la industria hostelera demanda que el Ejecutivo reduzca a menos de dos metros la distancia de separación entre las personas, ya que argumenta que hace inviable la actividad de muchos negocios que, en la actualidad, deben de operar al 30 % de su capacidad.

Italia continúa la desescalada

Por su parte, Italia registró 26 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva a 34.371 el número de víctimas mortales, y confirmó 303 nuevos contagios en una jornada en la que se hicieron pocas pruebas, informó hoy la Protección Civil. En total, se han infectado 237.290 personas desde que comenzara la pandemia, el 21 de febrero, con el primer caso local. Se trata de la cifra más baja de fallecidos desde el 2 de marzo, al inicio de la emergencia sanitaria, declarada el 21 de febrero con el primer caso de contagio local. Desde entonces en el país se han infectado un total de 237.290 personas.

Durante el último día se detectaron 303 nuevos contagios, en línea con los últimos días, y la gran mayoría de los casos, 259, se dieron en la región de Lombardía (norte), la más afectada por la pandemia. Esto a pesar de que en el último día se han efectuado pocas pruebas diagnósticas, unas 28.000, muy por debajo de las que se suelen hacer cotidianamente. En Italia hay actualmente 25.909 personas enfermas con la COVID-19, de las que la gran mayoría (22.213) están aisladas en sus domicilios con síntomas débiles o sin ellos; 3.489 hospitalizadas, y 207 reciben cuidados intensivos, dos menos que el domingo.

Este lunes ha comenzado la fase 3 de desescalada con la apertura de cines y teatros, uno de los pocos sectores que seguían suspendidos, así como los parques y campamentos para niños, aunque se han retrasado al 25 de junio los deportes en grupo y al 14 de julio las discotecas.

Francia se reabre

Además, Francia ha sumado en las últimas 24 horas 29 muertos en los hospitales por coronavirus, que elevan la cifra total de fallecidos desde el inicio de la epidemia a 29.436, según informaron este lunes las autoridades sanitarias. De esas 29.436 víctimas mortales por COVID-19, 10.052 se produjeron en hospitales y el resto en residencias de ancianos y centros de dependencia, sobre los que no se ofrecerán cifras actualizadas hasta este martes.

En Francia hay hospitalizadas por esa enfermedad 10.752 personas, de las que 846 se encuentran en unidades de cuidados intensivos (UCI). El saldo neto de casos graves, no obstante, se mantiene a la baja, con 33 pacientes menos en las UCI en un día.

Salvo en los territorios de ultramar de Guayana y Mayotte, toda Francia se encuentra ya en fase "verde", con una circulación débil del coronavirus. El presidente, Emmanuel Macron, pisó este domingo el acelerador en la desescalada de las medidas de protección. Hoy, por ejemplo, pudieron reabrir restaurantes y bares en todo el territorio, incluida la región parisina, donde hasta ahora solo podían utilizarse sus terrazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook