30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

José Sócrates: "No me interesa recuperar mi imagen pública"

El exprimer ministro portugués celebra la decisión del juez de retirar la mayoría de los cargos de los que estaba acusado, incluidos los de corrupción, y sostiene que ha sido víctima de una persecución política

El exprimer ministro portugués José Sócrates.

El exprimer ministro portugués José Sócrates.

El exprimer ministro José Sócrates insiste en su inocencia pocos días después de que el juez de instrucción de la operación Marquês descartara gran parte de los delitos de los que estaba acusado. Entre ellos tres cargos por corrupción que apuntaban a Sócrates como el presunto beneficiario de más de 30 millones de euros obtenidos a cambio de favores y adjudicaciones públicas durante su mandato, entre 2005 y 2011. Unas acusaciones que Sócrates siempre ha negado y que atribuye a una supuesta elección fraudulenta del primer juez que se hizo cargo del caso, que ordenó su detención en 2014 y su posterior ingreso en prisión preventiva durante casi un año. El exprimer ministro -que sí deberá responder por seis delitos de blanqueo de capitales y falsificación documental- atiende a 'El Periódico de Catalunya' y a otros medios extranjeros para dar su versión de los hechos, en un proceso que ha sacudido a la opinión pública lusa y que el propio acusado ha recogido en un libro, publicado este jueves, bajo el título 'Só agora começou' (Esto acaba de empezar).

¿Qué valoración hace de la decisión del juez? 

La sentencia ha demostrado que el proceso siempre ha estado viciado. Hay evidencias de que el juez anterior, que se hizo cargo del caso en 2014, fue elegido a voluntad de la fiscalía. El juez tiene que ser elegido de forma electrónica y en mi caso fue elegido de forma manual, de forma fraudulenta. Durante siete años han habido violaciones del secreto de justicia que han llevado a una campaña difamatoria contra mí, apoyada por los medios de comunicación. Finalmente la fiscalía no ha podido demostrar la presunta corrupción, no ha presentado ninguna prueba. El único objetivo de este proceso ha sido criminalizar las políticas de mi mandato, con la voluntad de impedir una victoria del Partido Socialista en las legislativas de 2015 y mi candidatura a las elecciones presidenciales de 2016.

El juez sí ha probado que usted recibió más de un millón de euros en efectivo de su presunto testaferro, en concepto de "préstamos". Desde el punto de vista moral, ¿una persona con aspiraciones políticas debe aceptar grandes cantidades en efectivo? 

Nunca me han gustado los moralistas. Detrás de un moralista siempre veo un pequeño inquisidor, a aquellos que quieren ajustar cuentas con su propia cobardía. Las personas que critican que yo recibiera préstamos de un amigo están tratando de justificar mi encarcelamiento sin acusación y siete años de persecución política en los periódicos. Esta gente no tiene ni una pizca de ética.

Usted ha sido muy crítico con la dirección del que fue su partido, el Partido Socialista, por su posición durante todo el proceso. ¿Qué cree que tendría que haber hecho? 

Yo nunca pedí nada al Partido Socialista. Lo que no esperaba era que el partido pidiera una condena sin ni siquiera darme una oportunidad de defenderme. Hay una divergencia entre la dirección y los militantes, la esencia del partido. Los socialistas siempre han luchado para restaurar la democracia e impedir los abusos de Estado, y eso es algo que la dirección no ha hecho en este caso. Lamento que el partido se deje llevar por el oportunismo.

En el caso de que finalmente sea absuelto de todos los delitos, ¿cree que podrá recuperar la confianza de los portugueses? 

No me interesa recuperar mi imagen pública. Lo que me interesa es luchar por aquello en lo que creo. Durante siete años consiguieron desprestigiarme y difamarme con el objetivo de apartarme de la carrera presidencial y evitar una victoria socialista en las elecciones legislativas. Consiguieron las dos cosas, y yo estoy aquí para criticarlo y denunciarlo.

¿Está más cerca ahora de volver a la política? 

No quiero compartir con nadie cuáles son mis intenciones, es una reflexión que voy a hacer conmigo mismo. Nunca he querido mezclar la política con la justicia, mi prioridad está ahora en el ámbito judicial. Sobre el futuro no espero gran cosa, solo que se haga justicia.

Compartir el artículo

stats