Qué tienen en común India, California y Brasil. En cada una de estos lugares se ha originado una nueva variante de coronavirus más contagiosa que la original. La última que se ha detectado es la india y parece que es la más agresiva de todas. La llaman la "doble mutante" y, en realidad, es el resultado de la suma de las mutaciones de las variantes californiana y brasileña. Los virus de la familia coronavirus, como el covid-19, se caracterizan por su capacidad de mutar y cambiar cada cierto tiempo. Se trata de una adaptación del patógeno al entorno y le permite sobrevivir a su vez a las adaptaciones del sistema inmune de sus víctimas.

En el caso del coronavirus la mayoría de la mutaciones se producen en la proteína S que forma la particular cubierta de espículas con las que el virus se adhiere a las células y las infecta. Hasta ahora, las nuevas variantes detectadas mostraban una mutación que afectaba directamente a esta sección del virus. Sin embargo, la nueva variante india que está provocando la mayor ola de contagiados y muertes en el país asiático no presenta una sino dos mutaciones que cambian la forma de la espícula.

Más agresiva y contagiosa con la variante original del coronavirus

En concreto, la variante B.1.617 presenta unas 15 mutaciones. Dos de ellas, conocidas como E484Q y L452R, se concentran en la espícula del virus; de ahí la denominación de "doble mutante". No es la primera vez que se detectan estas mutaciones, pero sí la primera vez que se detectan juntas. De hecho la primera de estas mutaciones es una de las que caracteriza a la variante brasileña del virus. La otra está presenta en la variante del demonio o californiana. La nueva variante "doble mutante" es la primera que suma estas dos mutaciones a la vez y todos los datos apuntan a que esta peculiaridad le permite acoplarse con mayor facilidad a las células, aunque por ahora se desconoce si resulta más infecciosa o si tiene mayor resistencia a los anticuerpos, una cuestión que inquieta especialmente a los expertos. 

Un hombre se lamenta frente a bombonas de oxígeno vacías en India Reuters

Efectos devastadores de la nueva cepa en la India

La India superó este miércoles las 200.000 muertes por coronavirus tras registrar un máximo histórico de fallecidos en un solo día mientras la población se enfrenta a la escasez de oxígeno, medicamentos y al aumento incesante de casos, que sobrepasaron por primera vez los 360.000 contagios. El país asiático informó de su jornada más negra hasta el momento, con 3.293 muertes y un total de 360.960 nuevos positivos en las últimas 24 horas, un nuevo récord. El total de fallecidos es de 201.187, lo que sitúa a la India como el cuarto país con más muertes registradas desde el inicio de la pandemia, detrás de Estados Unidos, Brasil y México.