30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así era Bin Laden , durante años el terrorista más buscado

El líder de Al Qaeda era un personaje fascinante, aliado de la CIA contra los soviéticos en Afganistán - Polígamo, padre de familia numerosa adinerada, Osama bin Laden murió con una fortuna de 300 millones de dólares

Así era Bin Laden , durante años el terrorista más buscado

Así era Bin Laden , durante años el terrorista más buscado

Osama bin Laden es un nombre que pertenece a la Historia en mayúscula. El terrorista más buscado por Estados Unidos fue asesinado hoy hace una década en Pakistán en una operación de las fuerzas especiales de Estados Unidos. "We got him", "lo tenemos", celebró el presidente Obama. Diez años después de su muerte, Bin Laden sigue siendo un fascinante personaje aún rodeado de múltiples incógnitas.

De familia numerosa y adinerada

Osama bin Muhammad bin Awad bin Laden, conocido popularmente como Osama bin Laden, nació en Riad, la capital de Arabia Saudí, en 1957. Era el decimoséptimo hijo de más de una cincuentena de hermanos. Su padre, Mohammed bin Awad bin Laden, era un importante magnate saudí de la construcción. Osama fue el único fruto del matrimonio con su undécima esposa, la siria Hamida al-Attas, unos meses antes de divorciarse. A lo largo de su vida su progenitor tuvo un total de 22 cónyuges. 

Criado en un palacio de Yeda, segunda ciudad saudí a orillas del mar Rojo, Bin Laden recibió una buena educación gracias a la fortuna de su familia. El Saudi Binladin Group llevó al padre de Bin Laden a convertirse en el saudí más rico del país que no pertenecía a la familia real. Pero el joven Osama no pudo disfrutar de su figura paterna ya que con apenas once años, murió en un accidente de helicóptero. El aspecto austero que lució a lo largo de su vida estaba muy alejado de su realidad. A su muerte, a los 54 años, Osama bin Laden tenía una fortuna estimada superior a los 300 millones de dólares

Aliado de la CIA

Encolerizado por la intervención soviética en Afganistán en 1979, Bin Laden se unió a la "guerra santa". Pronto se convirtió en uno de los líderes de la resistencia islamista. Tan solo un año después, empezó a reclutar a guerrilleros y a instruirlos en campamentos. Fue precisamente la CIA estadounidense quien lo entrenó a él. En plena guerra fría, la potencia capitalista apoyaba a los grupos afganos contrarios al Ejército soviético. Unos 3.000 millones de dólares estadounidenses recibió la resistencia afgana entre 1979 y 1989. 

Bin Laden se benefició enormemente del apoyo económico y técnico de EEUU. Tras la retirada soviética en 1989, el saudí volvió a su país como un héroe. Ya ni sus 'creadores' estadounidenses podían pararle los pies. A finales de los 1980, surgía Al Qaeda, "la base", que ayudaba a los voluntarios árabes aliados de los muyahidines afganos. Apenas una década después, la organización hizo un llamamiento para atacar a soldados y civiles estadounidenses, a los mismos que les habían formado. 

Doble apátrida

La relevancia de la familia Bin Laden en la sociedad saudí no impidió que bin Laden muriera apátrida. El apoyo de Arabia Saudí a Estados Unidos durante la guerra del Golfo de 1991 hizo a Bin Laden romper con el régimen saudí e, incluso, con su familia. El líder de Al Qaeda criticó abiertamente esta alianza. Apenas tres años después, fue expulsado del país acusado de desarrollar actividades antigubernamentales. En diversas ocasiones repitió que quería establecer "un verdadero Estado islámico en Arabia Saudí" que él consideró que se había convertido en una colonia estadounidense.

Empezó su exilio en Sudán. Allí Bin Laden presuntamente organizó campos de entrenamiento terroristas aunque de cara a la galería, seguía con los negocios familiares de la construcción. Tampoco se quedó mucho tiempo en el país africano ya que las presiones de EEUU provocaron su expulsión en 1996. Bin Laden volvió a Afganistán, donde recibió la protección de los talibanes. 

Líder antioccidental

"Es vuestra propia mercancía, que os ha sido devuelta". Así reconocía Osama bin Laden en octubre del 2003 su implicación en los atentados del 11-S. Las imágenes de las Torres Gemelas derrumbándose en Nueva York venían acompañadas del retrato del líder de Al Qaeda prácticamente desde el mismísimo 11 de septiembre. Pero las garras de Bin Laden no solo alcanzaron a su principal enemigo en su propia tierra. Antes había llevado a cabo los atentados simultáneos contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en agosto de 1988 que dejaron 224 muertos. 

A su vez, Al Qaeda reivindicó el atentado contra el crucero US-Cole en el puerto yemení de Adén en el 2000, que acabó con 17 vidas. Su propia interpretación ultraortodoxa del islam suní –muy alejada de los textos religiosos– consideraba como deber individual de todo musulmán el asesinato de estadounidenses y occidentales. Una extensa fortuna y su amplia red en todo el globo hicieron de la Al Qaeda de Osama bin Laden uno de los mayores peligros a los que se enfrentaba el mundo occidental. Por ello, había una recompensa de 50 millones de dólares para quién le entregara vivo o muerto. 

Padre polígamo

De tal palo, tal astilla. Bin Laden también tuvo mucha descendencia: más de 20 hijos con cinco esposas distintas. Su interpretación radical del islam incluyó la poliginia, es decir, la práctica de un hombre de contraer matrimonio con más de una esposa. La siria Najwa Ghanem, que era también su prima, fue su primera cónyuge cuando ella apenas tenía 14 años. Con ella tuvo 11 hijos pero abandonó Afganistán unos meses antes del 11-S. 

Algunos de los hijos de Bin Laden han seguido la estela de su padre. Como Hamza quien volvió a poner en escena antes de su muerte a Al Qaeda, que lo eligió como heredero tras morir su hermano Saad en un ataque con drones estadounidenses. Pero en esta familia numerosa no todos han querido pisar por donde lo hizo su patriarca. Muchas de sus esposas han escrito libros donde han relatado la vida junto a Osama bin Laden. Aunque la mayoría de los familiares que quedan con vida han optado por la discreción y el anonimato en un intento de alejarse de las atrocidades cometidas por Bin Laden.

Compartir el artículo

stats