El Papa ha aceptado la dimisión de Michel Aupetit como arzobispo de París, tras poner su cargo a disposición del Pontífice después de que él mismo reconociera que mantuvo una relación "ambigua" con una mujer en 2012.

"El Santo Padre ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la Archidiócesis Metropolitana de París (Francia) presentada por monseñor Michel Aupetit", ha anunciado el Vaticano en un breve comunicado. El Papa ha designado a Georges Pontier como Administrador Apostólico de la sede vacante de la misma Archidiócesis.

El arzobispo puso su cargo a disposición del Pontífice el pasado viernes después de que reconociese abiertamente que tuvo un comportamiento "ambiguo" con una mujer, si bien negó de forma categórica que hubiera tenido con ella relaciones sexuales. "Lo rechazo completamente", señaló Aupetit después de que el semanario francés 'Le Point' publicase una información periodística sobre su vida privada.

En concreto, se publicaba un correo electrónico de 2012 del ex secretario personal de Aupetit cuando era vicario general de París, en el que se citaba textualmente un romance "consentido" con una "adulta" de la que nadie se ha aventurado a dar su nombre hasta el momento.

Aupetit anunció el pasado viernes que había puesto su cargo a disposición de Francisco "para no perjudicar" a la institución de la Iglesia.

"Los dolorosos acontecimientos de la semana pasada, sobre los que ya he hablado, me llevaron a poner mi misión en manos del Papa Francisco para preservar la diócesis de la división que siempre provocan la sospecha y la desconfianza", aseguró el ya exarzobispo sobre la decisión del Pontífice.