La vicesecretaria general adjunta de Diplomacia de la OTAN, Carmen Romero, ha dicho que "las tropas de la alianza no entrarán en Ucrania si la invade Rusia" y que aunque la organización apuesta por el diálogo incrementa la presencia militar en la zona ante la actitud del presidente ruso, Vladimir Putin.

"No podemos enviar tropas a Ucrania, no podemos entrar en Ucrania, porque no es un país de la OTAN; lo que podemos hacer es enviar todas las señales posibles a Rusia de que el coste de una acción como esa es inmenso", ha aclarado en declaraciones en la COPE.

Carmen Romero ha añadido que "Rusia solo entiende el lenguaje de la fuerza y por ello se han enviado tropas a la zona como medida de disuasión para decirle que no invada Ucrania porque el coste va a ser muy elevado".

Ha asegurado que "lo que está haciendo la OTAN es trabajar con una gran unidad para evitar un conflicto".

"Son horas decisivas porque vemos que Rusia no está desescalando la situación y cómo sigue amasando un número muy considerable de tropas a lo largo de la frontera con Ucrania y Bielorrusia", ha agregado.

Carmen Romero ha señalado que "la OTAN lo que está haciendo junto a sus socios de la Unión Europea, de la comunidad internacional y junto a Estados Unidos es seguir apoyando y asesorando a Ucrania, que está en situación muy complicada, y sobre todo aplicando una política de disuasión y diálogo" con Rusia.

Ha mantenido que "la OTAN está enfocando todos sus esfuerzos para evitar un conflicto porque su prioridad es seguir haciendo todo lo posible en mantener la paz y procurar la seguridad para los más de mil millones de personas que viven en los países de la alianza".

"Rusia ha presentado una serie de propuestas que son inaceptables, como que la OTAN no pueda seguir expandiéndose, pero el secretario de la alianza ha enviado una carta a todos sus miembros y a Rusia en la que dice que hay que retomar el diálogo y que podemos discutir medidas para caminar hacia el desarme", ha comentado.