Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis en Downing Street

Así están las encuestas en el Reino Unido: esta es la magnitud del hundimiento conservador

Consulta la evolución de los sondeos de intención de voto en las elecciones británicas

En los 45 días que Liz Truss ha estado como primera ministra del Reino Unido, no solo se ha hundido la libra esterlina. También se ha desplomado estrepitosamente, y a velocidad de vértigo, la intención de voto al Partido Conservador. La evolución de las encuestas británicas refleja una espectacular caída en picado de los 'tories' desde que empezó septiembre, justo tras la toma de posesión de Truss y el anuncio de su fallida reforma fiscal, que incluía una impopular bajada de impuestos a las rentas más altas.

La debacle conservadora es de tal magnitud que si se celebrasen ahora elecciones, el Partido Laborista no solo las ganaría de calle, sino que podría incluso duplicar en votos a los 'tories'. Los laboristas se sitúan en el 51,2% de los sufragios, mientras que los conservadores se han hundido hasta el 23,6%. Para hacerse una idea de los efectos del breve paso de Truss por Downing Street, el primer dato de septiembre otorgaba a los 'tories' el 31,2% de las papeletas y a los laboristas de Keir Starmer, el 41,6%.

En solo mes y medio, mientras el Partido Conservador ha perdido 7,6 puntos, su principal adversario de izquierdas ha crecido 9,6 puntos. En realidad, se ha acelerado la caída sostenida que sufrían los 'tories' desde noviembre de 2021, cuando, minados por los escándalos de Boris Johnson, fueron rebasados por los laboristas y perdieron la primera posición que alcanzaron con la elección del propio Johnson como 'premier', en 2019. Desde las últimas elecciones, en diciembre de 2019, los conservadores han retrocedido 20 puntos, mientras que el Labour ha sumado 19 puntos.

Si traducimos a escaños la media de los sondeos, los laboristas estarían en condiciones de superar los 480 diputados en una Cámara de los Comunes de 650 asientos, muy por encima de los 326 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta y más del doble de los 203 que lograron en las elecciones de 2019. En cambio, los conservadores, que ahora tienen 365 escaños, podrían quedarse con unos 75 diputados.

Compartir el artículo

stats