La Misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha pedido este sábado la liberación de cinco activistas afganas por los derechos de la Mujer detenidas por los talibán.

Entre las activistas se encuentra Zarifa Yaqobi, detenida hace un mes por el movimiento fundamentalista afgano durante un acto en Kabul.

La UNAMA ha denunciado que en todos los casos las respectivas familias no han podido visitar a las detenidas, sobre las cuales pesan cargos no especificados.

Naciones Unidas, en este sentido, no ve motivos por los cuales deberían estar privadas de libertad, según un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Además, los agentes retuvieron al resto de mujeres que habían acudido al acto durante alrededor de una hora en la propia sala. En este tiempo, supuestamente realizaron cacheos y revisaron los teléfonos de los asistentes, según las informaciones difundidas por Naciones Unidas.

Fuentes citadas por la agencia Jaama Press han asegurado que las fuerzas talibán irrumpieron a punta de pistola en la sala, situada en un barrio de mayoría hazara en la zona oeste de Kabul. Tanto los hazara como las mujeres han permanecido históricamente marginados en Afganistán, especialmente con los talibán en el poder.

Una de las fundadoras del Movimiento de Cambio para Afganistán, Fauzia Kufi, ha exigido responsabilidades al actual régimen por las "detenciones arbitrarias efectuadas" y ha reivindicado el derecho de las mujeres a participar en la vida civil y social del país asiático. "Más presión supondrá más resistencia", ha advertido, según la citada agencia.