15 de septiembre de 2009
15.09.2009

La Fundación Vicente Ferrer convierte el desierto en vida

La exposición da a conocer los trabajos de cooperación en el área de la agricultura y la ecología que la asociación lleva a cabo en Anantapur
La labor humanitaria beneficia a 1.874 pueblos

15.09.2009 | 02:00

?
En Anantapur (India) el 80 por ciento de la población está pendiente del cielo y de las nubes que auguran lluvias. Pero no hay tregua, las precipitaciones son escasas e irregulares y el riesgo de sequía es constante. Esto, unido a que el distrito es uno de los más pobres de la India, hace que las capas sociales con menos recursos tengan serios problemas para llevarse algo a la boca. "Desde 1969 la Fundación Vicente Ferrer (FVF) realiza un plan de desarrollo ecológico que abarca distintos ámbitos fundamentales para asegurar el futuro de las familias que viven en Anantapur", explican desde la ONG incidiendo en que "desde el principio se vio que la agricultura era el pilar básico para el desarrollo de la población".
De hecho, el cultivo de la tierra ha sido un punto clave en el crecimiento de 1.874 pueblos ya que los intocables, eran, hasta hace poco, un pueblo seminómada que, gracias, a la generación de empleo por parte de la ONG se ha establecido en unas tierras cada vez menos desérticas y más habitables. "Los proyectos que ha realizado la Fundación han beneficiado a más de dos millones y medio de personas", destacan.
Para acercar a los vecinos de Valencia el resultado de cuarenta años de trabajo en el área de ecología, la ONG inaugura hoy en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, de las Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia la exposición Transformando el desierto en vida: Ecología para el desarrollo en la Fundación Vicente Ferrer. "Deseamos dar a conocer los trabajos de la entidad en una de las zonas más pobres y necesitadas de la India y de una de las comunidades más excluidas del planeta, los dàlits o intocables".

El desarrollo de la comunidad
En estos cuarenta años de trabajo, la Fundación ha desarrollado infraestructuras hídricas, ha fomentado la instalación de sistemas de micro riego y la utilización de energías renovables, ha impulsado la piscicultura y la horticultura, ha impartido cursos de formación y, entre otros aspectos, ha promovido la ganadería.
La Fundación enfatiza que gracias a estas medidas e iniciativas, "estamos consiguiendo que, tierras antes desérticas, hoy se hayan convertido en extensiones agrícolas capaces de producir hasta tres cosechas al año de forma sostenible, mejorando la nutrición de la población mediante la diversificación de los cultivos y avanzando de manera decisiva en la seguridad alimentaria en esta región".
La exposición tiene lugar dentro del marco de Solidaria, proyecto de sensibilización y educación al desarrollo promovido por la Generalitat Valenciana, y estará hasta el 30 de septiembre en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook