Durante estos últimos años la sociedad le ha dado más importancia a trabajos que son insignificantes que a aquellos que son realmente importantes. La sociedad prefiere admirar el trabajo de un futbolista un youtuber o un modelo antes que aquellos trabajos que tienen como objetivo la ayuda social. Pero tras el COVID-19 la sociedad se ha dado cuenta que un futbolista, un youtuber o un modelo nos ayudan a entretenernos. Sin embargo, actualmente los que nos están salvando la vida y luchando contra el COVID-19 son trabajos los cuales no les damos tanta importancia, como son los médicos, los transportistas, los dependientes de supermercado etc... Espero que cuando acabe la pandemia nos haya servido para valorar a aquellas personas que han estado en primera línea para cuidar al resto.