En 1965 se promulgó la constitución pastoral 'Gaudium et Spes', cuyo contenido trataba sobre la Iglesia en el mundo actual y experimentando grandes cambios en años posteriores. Pero la idea fundamental siempre será la fe y fidelidad hacia Cristo y así dicha constitución nos dice: «Que la comunidad cristiana está integrada por seres humanos que reunidos en Cristo,son guiados por el Espíritu Santo en su peregrinar hacia el Reino del Padre y han recibido la buena nueva de la salvación,para comunicarla a todos». Se observa que la Iglesia, a tenor de esa constitución, actúa de forma íntima y solidaria con todo el género humano. Cáritas por sus acciones a favor de los más necesitados,es una prueba.