En este país -ya dijo Fraga que «España es diferente»- no salimos de nuestro asombro. Cada vez que hay elecciones parece que se juega la mundial, el no va más. Lo digo a propósito de que «Madrid, que es España y España es Madrid». ¿Les suena?. Viendo la escena de la Puerta del Sol en el día de la Comunidad de Madrid, parecía cual escena de una película de romanos», en la que el gladiador siervo rendía pleitesía y vasallaje a la disfrazada cual matrona romana. Si unas elecciones no fueran una cosa muy importante y seria, en la que se rinde homenaje a la democracia, sería para reírse a carcajadas por la pantomima y puesta en escena que allí se vio. Perdonen la perorata y a los madrileños les deseo que lo voten bien.