Quisiera plantear algunas preguntas sobre el artículo de Joan Carles Martí «La acusación de "abusos" contra Alfons Roig», publicado en la portada digital de Levante-EMV el 13-09-21. Según el artículo, el pintor Juan Genovés aseguró en conversaciones con los futuros autores de su biografía que "el sacerdote Roig «abusaba de todos los niños del barrio» y en el colegio realizaba cada tanto (sic) una «sesión de magreos y toqueteos a nosotros»". ¿No es un poco extraño que, hasta hoy, no se haya hecho pública ninguna otra acusación por parte de nadie? Y siendo así que Genovés dice que tenía pruebas de ello, ¿por qué no lo contó años después, cuando ha habido tantas denuncias de delitos sexuales contra niños cometidos por clérigos? Además, ¿en qué consistían esos abusos? El único ejemplo que pone Genovés es «ver al cura con la mano metida por el cuello del alumno en cuestión». Suponiendo que fuera así, no resulta evidente que se tratara de lo que hoy entendemos por abuso sexual.

Me llama la atención que J. C. Martí adopte una actitud estrictamente 'objetiva' ante los comentarios de Genovés, cuando se trata de juicios condenatorios contra una persona que no puede defenderse. ¿Él cree que los comentarios de Genovés que cita son razón suficiente para cuestionar la integridad moral de una persona? Al aceptar la publicación de ese artículo sobre una base tan discutible, ¿ha ponderado el diario Levante-EMV que muchos lectores que nada sabían de Alfons Roig ahora se quedarán simplemente con la opinión de que fue un cura pederasta?