En alusión a las ultimas y «desafortunadas declaraciones» , que ya son habituales en ella, de la señora Ayuso en Madrid. Soy valenciano, sí, señora Ayuso, no me mire mal. Ya sé que pertenezco para usted a una provincia de segunda categoría y estoy muy orgulloso, sé que no estamos a la altura de su Madrid de «cervecitas», qué le vamos a hacer… pero aquí nuestros gobernantes no nos regalan nada, simplemente a cambio de nuestros impuestos disfrutamos de una sanidad y una educación gratuita, por eso los votamos en su día y los reelegimos, no .os gusta que el gobernante de turno nos dé regalitos.