Para lo que me queda de estar el el convento me ... dentro, parece pensar el último zar de Rusia, no solo lo piensa sino que lo hace. Quiere parecerse a otros sátrapas como Stalin, Mao, etc. que dejaron viudas, huérfanos y madres angustiadas por la pérdida de sus hijos. Espera se le recuerde como alguien que engrandeció a la Madre Patria y a lo mejor lo momifiquen y pongan al lado del otro en la Plaza Roja. Engaña por televisión siguiendo las consignas de Goebels en Alemania, " Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad". ¿Qué será lo próximo, al ver que no pasa nada y hago lo que quiero, China con Taiwan, el gordito del norte contra Corea del Sur, Marruecos Argelia? Cuando algunos vean la impunidad con que se puede actuar seguirán el ejemplo y mandaran jóvenes a matarse para satisfacer sus ambiciones.