La noticia del pasado 17 de julio, Un perro atacó a una niña de once meses de edad que paseaba con su padre, su madre y uno de sus abuelos por la calle sobre las 10 de la mañana en las inmediaciones del Polideportivo les Pereres de Xàtiva. El perro atrapó a una niña al hacer tenaza, costando mucho separar de su mandíbula, por lo que sigue ingresada en el hospital la Fe y se encuentra «estable» con heridas en la pierna a la altura de la rodilla. Todo ello me hace pensar que tienen que poner más atención los propietarios de estos animales , ya que por regla general ladran y atacan a las personas que pasan por su lado, sin estar incluida en el listado de las consideradas potencialmente peligrosas, por lo que el dueño del animal no está obligado a ponerle bozal, pero se olvidan de la normativa actual al llevarlo suelto, sin correa alguna, a sabiendas de que hay animales que les cuesta soltar a la presa. Enrique Fernández Iniesta. València.