Como ciudadano no termino de entender de dónde sacan los impuestos para los que se han abonado en las facturas de electricidad. Un ejemplo de ello es lo que me ha ocurrido con Iberdrola con el impuesto de Tope de precio del gas de 0,09227006 por kwh consumido, lo que ha supuesto en mi factura 20 euros más. Como persona ignorante de cómo se está produciendo la energía en este momento (por la edad que tengo), pienso que el comienzo fue con el agua de las presas, posteriormente con centrales de carbón y nucleares que, al cerrarlas en el 2.012, provocó el despido de los trabajadores de las minas los cuales fueron pensionistas a los 50 años y la indemnización las eléctricas, por lo que nos cargaron en factura el impuesto de potencia. Y ahora nos encontramos en la factura con este nuevo impuestos de gas. Enrique Fernández Iniesta. València.