La gran industria pide al Gobierno y a la Unión Europea 12.000 millones de ayudas en su factura de luz, ya que llevan años quejándose del golpe para su actividad de los altos precios de la electricidad en España , tal vez por que el mes pasado la Comisión Europea dio el visto bueno al plan alemán con compensaciones por 27.500 millones en una década, lo que supone para ellos una reclamación justa. Todo ello me parece muy bien, uniéndome a ellos como ciudadano, ya que el precio es aparentemente abusivo y como compensación en la facturas tenemos dos impuestos que nada tiene que ver con el consumo, como son la potencia y el gas. Lo que supone un abuso para las viviendas y las industrias de bajo consumo.