Un juez en campaña

Alonso Ortega Férez

La UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil no ve indicios de delito en lo de la esposa de Pedro Sánchez. A pesar de ello un juez admite a trámite la denuncia de un sindicato de extrema derecha (Manos Limpias) basándose solo en recortes de prensa. La fiscalía pide que se archive el caso, pero se decide continuar. Después, ese mismo juez, anuncia que cita a la esposa de Pedro Sánchez justo unos días antes de las elecciones.

Parece una burda maniobra de patio de colegio... Y recuerda sospechosamente a lo ocurrido en la Comunidad Valenciana con Mónica Oltra, que después de las elecciones fue archivada su causa pues no había ningún delito, y no pasó nada. Bueno sí, pasó lo que se pretendía: cambió el gobierno de la Comunidad Valenciana.