03 de noviembre de 2017
03.11.2017

Un año de bloqueo accionarial

La Fundación del Levante UD estudia fórmulas para reactivar la venta de acciones, paralizada hace un año tras la propuesta de José Luis López - El último informe tasaba en 280 euros el valor de cada título

03.11.2017 | 01:48
Un año de bloqueo accionarial

La Fundación del Levante UD Cent Anys acumula ya un año sin poner a la venta sus acciones. Desde noviembre de 2016, cuando el expresidente del club José Luis López ofertó algo más de 400.000 euros por un paquete de 6.000 títulos, el máximo accionista de la entidad granota (posee el 69,23% de los títulos) mantiene congelada la venta de acciones. Esta venta estaba activa desde 2013 (con un límite de 100 acciones por persona) con el fin de financiar la deuda que arrastraba el ente y la filosofía de democratizar la propiedad del Levante UD.

Hasta la oferta de López, en las semanas previas a la celebración de la junta general de accionistas en la que se iba a votar la identidad de los nuevos patronos de la Fundación, el precio fijado para cada acción del club era de 67,8 euros. No había variado desde 2013.

Sin embargo, a raíz de la propuesta de compra del empresario valenciano (necesitaba el visto bueno de la comisión ejecutiva por superar el límite de 100 acciones), el patronato decidió paralizar la venta accionarial y encargó un informe para actualizar el valor de los títulos. Esta nueva tasación, según anunció la Fundación, tasó la acción del club levantinista, entonces en Segunda División, en 280 euros.

Rechazada la oferta de López por defectos de forma pocos días después, el patronato de la Fundación decidió mantener bloqueada la venta de acciones para recalcular definitivamente el precio de las acciones y buscar fórmulas para distribuirlas entre el levantinismo.

El pasado verano, ya con el nuevo patronato constituido -con Vicente Furió como nuevo presidente-, la Fundación comenzó a trabajar para encontrar la manera de reactivar la venta de acciones. Se entendía que, gracias a la promoción del club de regalar el abono a los más fieles y con el equipo en Primera, era un buen momento para que el levantinismo de base comprase acciones.

No obstante, y pese a las manifestaciones del presidente de la Fundación, Furió, y del propio presidente del club, Quico Catalán, favorables a la opción de distribuir las acciones (Catalán señaló que su deseo era que en 2019 las acciones de la Fundación estuviesen en manos de los aficionados), la venta de títulos continúa hoy paralizada.

Sin duda, además de encontrar el mecanismo para que la adquisición de acciones pueda ser viable y atractiva para los levantinistas, otra de las dificultades para poner las acciones de nuevo a la venta es fijar un precio definitivo. En este sentido, el club se halla inmerso en una operación para la instalación de una nueva ciudad deportiva en el barrio de Natzaret. Esta situación, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo definitivo, podría implicar una variación del precio de las acciones del club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook