08 de noviembre de 2019
08.11.2019

El tres en raya de Paco López

El técnico puede repetir once por tercera jornada seguida, algo que nunca ha hecho desde que aterrizó en el Levante UD

07.11.2019 | 23:30

Paco López tiene ante el Athletic la oportunidad de poner por tercera vez consecutiva el mismo once sobre el terreno de juego. Con las bajas de Toño, Oier, Róber Pier y Rochina, quien tuvo problemas musculares en el duelo contra el Barcelona, el técnico tiene al resto de futbolistas disponibles y podría darse una situación por primera vez desde que dirige al conjunto granota: repetir alineación tres partidos de manera consecutiva.

En su primer curso en el banquillo del conjunto granota, en la 2017/18, el entrenador de Silla no repitió once en ninguna ocasión y permitió al equipo pasar de una crisis anímica enorme y de 15 partidos sin lograr la victoria a vivir un momento de éxtasis de juego y resultados. Con oportunidades para todos y recuperando incluso a jugadores sin excesivo protagonismo en los últimos encuentros, Paco López dejó claro que la competitividad es el objetivo número para un plantilla. También la flexibilidad. Cabe recordar que el 1-4-4-2 era su sistema matriz. El dibujo con el que encontró la estabilidad y desde el que creció hasta ser uno de los equipos más reconocibles de LaLiga.

Eso no cambió en la 2018/19, pero la falta de resultados sí. Por ello, y en un ejercicio de valentía y de manejo táctico, el entrenador cambió el dibujo y apostó por el 1-3-5-2. Y ahí llegó la primera vez que repitió once. Contra el Alavés y el Getafe, de manera consecutiva, el entrenador apostó por una defensa de tres, Toño y Jason como carrileros y Morales definido totalmente, más aún, como delantero junto a otro nueve. Y le salió a la perfección. Un marcador dominado desde la pizarra y con gran protagonismo para los carrileros dejó claro que el entrenador granota tenía ese As en la manga para sorprender al conjunto babazarro.

Después de haber repetido once en las jornadas 7 y 8, el equipo hizo lo propio en la 9 y 10, aunque con variaciones. Roger entró para ganar en el Bernabéu y Postigo también apareció en la defensa. Esa tónica se repitió unas semanas después, cuando en la 14 y en la 15 el equipo tuvo de nuevo los mismos once futbolistas sobre el terreno de juego. Desde ese momento hasta las finales contra el Rayo Vallecano en casa y la de Montilivi, Paco López no volvió a poner a los mismos jugadores en el césped. Y ahora puede hacerlo por tercera vez consecutiva por muchos factores distintos.

Dos recitales en LaLiga

Después de los triunfos ante la Real Sociedad y el Barcelona, la gran noticia fue la capacidad del equipo para jugar juntos, con orden y con capacidad para salir haciendo daño a la contra, lo que hizo verdaderamente grande al equipo dirigido por Paco López. Ahora, el técnico puede además confiar en los mismos protagonistas iniciales por muchos motivos distintos. La lesión de Rochina es el primero de ellos. El centrocampista es uno de los nombres que podría haber tenido entrada en el once para dar descanso a alguien en el medio. Además, es un jugador que después de haber perdido cierto protagonismo podría haber 'recuperado' Paco antes del parón. Otro de los motivos es el descanso después de siete días. Después de haber jugado todos en tres días prácticamente entre el duelo de la Real Sociedad y el del Barcelona. Por último, tras jugar contra el Athletic llegan dos semanas de 'descanso' para recuperar las piernas, otro detalle que permite al técnico arriesgar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook