27 de noviembre de 2019
27.11.2019

Nikola Vukcevic, entre el Coliseum y los rumores del mercado

Las bajas devuelven del ostracismo al montenegrino, envuelto en cantos de sirena sobre una salida en enero

27.11.2019 | 04:15

A la espera de que los rumores de mercado que llevan semanas apuntando a su posible salida en el mercado de enero se cumplan, y pese a que su protagonismo ha ido decreciendo, Nikola Vukcevic continúa contando para Paco López en el día a día. De hecho, con las bajas de Campaña por sanción y Melero por lesión, el fichaje más caro de la historia (8,9 millones al Braga en el verano de 2018) tiene todos los números para volver al centro del campo el próximo domingo en el Coliseum. Una oportunidad más tras haber desperciado las últimas. Sin convocar la pasada jornada contra el Mallorca después del parón de selecciones, de mal recuerdo para más inri por la derrota 7-0 de Montenegro en Wembley más la coartada de un proceso gripal, lo cierto es que el montenegrino ha ido desapareciendo poco a poco del mapa.

Las primeras cuatro jornadas de LaLiga las disputó de titular, pero a partir de la derrota en el Santiago Bernabéu, partido en el que quedó señalado en el gol de Casemiro, cayó en desgracia. Su siguiente aparición fue en el Villamarín, donde el ritmo de juego le pasó factura con vómitos y mareos al descanso. Inédito de nuevo contra Osasuna, el compromiso ante el Leganés, en el que aguantó una hora, concidió con su última titularidad. Desde entonces, sus apariciones han sido residuales. De los últimos 450 minutos oficiales únicamente ha disputado 44.
Pese a que el Levante niega que haya tomado la decisión de desprenderse de él en el mercado de enero, y todavía más que así se lo haya comunicado ya a él o a su representante, Jorge Mendes, la realidad es que en los mentideros se da por hecho que se encuentra en la rampa de salida y que hay clubes a los que está siendo ofrecido.

Con el objetivo de recuperar parte de la inversión económica, ya que su coste de amortización es de los más elevados, el Levante decidió en verano que Vukcevic fuese el único de los tres fichajes más caros de su historia que se quedase en la plantilla. Y lo cierto es que el arranque fue esperanzador, ya que regresó más enchufado de lo que se fue. Sin embargo, la competición ha sido tozuda y la confirmación de Nemanja Radoja como mediocentro más dinámico para el estilo granota ha hecho el resto. Nikola, un pivote más estático que sí le dio al equipo el equilibrio que le faltaba con el 4-3-3 a finales de la pasada temporada, se ha vuelto a quedar fuera del foco. El fútbol más asociativo con Campaña y Bardhi en las bandas más Radoja y Melero en el centro ha sido la tecla que desde inicios de curso se iba buscando.
La cuestión ahora es encontrar la mejor solución posible para las dos partes, ya sea reactivándolo en la dinámica de equipo o, en el caso de una salida, permitiéndole al club aflojar la soga del fair-play y así hacer algún fichaje, si bien la postura pública de Paco López la semana pasada fue la de declarar que no necesita ningún refuerzo.

El contexto económico del club obligó precisamente a desprenderse de la idea de fichar adicionalmente a otro mediocentro de los que estaba en cartera, incluso a un extremo o un lateral derecho. Sobre el resto de opciones existentes para la medular se impuso la de Radoja, a la postre un acierto, si bien su contrato contempla un importante aumento salarial a final de temporada tras llegar con la carta de libertad. Pese a venir de un año en blanco, el serbio es una de las mejores noticias en Orriols.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook