A la guerra no puedes ir ni con pistolas de agua ni con balas de fogueo. Si vas al frente tienes que ir con la artillería, si puede ser la pesada, y si no lo haces te expones a que se te lleven con los pies por delante. Eso es en parte lo que le ha sucedido a un Levante que se ha mostrado incapaz de buscarle las cosquillas a un Sevilla sólido, rocoso y ordenado como pocos equipos de esta Liga. Inoperante. Con eso y un balón cazado por En Nesiry a la espalda de la defensa azulgrana le ha bastado para ganar en el Ciutat al equipo de Lopetegui y para dejar en el entorno granota la sensación de que, pese a la buena actitud, la temporada aún se puede hacer muy larga porque con eso no basta.

Ha sorprendido Paco López con el once, aunque en una semana con tres partidos y tras el último correctivo encajado casi que se veía venir. Con Roger y Morales de inicio como suplentes junto a Rochina y Aitor, cuyo puesto bajo palos lo ha ocupado Cárdenas, el equipo es cierto que ha entrado en el partido con la suficiente intensidad como para neutralizar de inicio a un Sevilla que sigue con opciones matemáticas incluso de luchar por LaLiga y que ha demostrado tener empaque para dar y tomar. Además, había dicho Paco López en la previa que si veía a algún futbolista de su equipo con las chanclas ya puestas no iba a volver a jugar y lo cierto es que ha dado la sensación de que el mensaje ha calado hondo. Sería injusto dudar del compromiso de estos jugadores porque más allá de la falta de acierto en algunas fases del partido ante el Villarreal y casi durante todo el choque ante los hispalenses, el equipo nunca ha dado la sensación de dejarse llevar en lo que a actitud respecta... pero parece que falta combustible y uno no quiere pensar que puede que algo más.

Durante el primer acto, en el que tiene pinta de que algún aficionado granota o sevillista se habrá permitido el lujo de pegar una cabezadita en el sofá de esas en las que no quieres que Morfeo te venza pero acabas cerrando los ojos irremediablemente para abrirlos de forma repentina cuando detectas que estás doblando la cabeza, han pasado poquitas cosas. La mejor ocasión sevillista ha sido un disparo desde la frontal de Joan Jordan centrado pero veloz que Cárdenas, visiblemente tranquilo sobre todo en el juego de pies, ha palmeado lo suficiente para que la pelota acabase estrellándose en el larguero. Era el minuto 7 y hasta el descanso la situación ha estado por lo menos controlada por un Levante que ha tenido como aproximación más peligrosa un centro chut de Melero que no ha encontrado rematador.

En la reanudación el Sevilla ha dado la sensación de entrar con un poquito más de ambición al terreno de juego y quizás fruto de ello Suso ha aprovechado la pasividad de Malsa en el centro del campo para recoger un balón suelto, conducir hasta levantar la cabeza sin oposición y meter un pase al espacio que En Nesyri ha aprovechado para encarar a Cárdenas y driblarle con solvencia, volver a ponerse la pelota en la pierna izquierda y hacer el 0-1 a la postre definitivo (53').

No ha tardado el técnico granota en hacer cambios dando entrada a Morales y Rochina, dos de los 'damnificados' tras la abultada derrota ante el Villarreal, pero los cambios no han cambiado apenas nada. El Levante se ha estrellado una y otra vez ante un muro, el sevillista, y además por momentos se ha encontrado con un rival que le ha escondido la pelota con efectividad y hasta cierto punto de superioridad. De hecho, han estado los sevillistas más cerca del 0-2 que el Levante del 1-1 en una acción en la que Ocampos, trastabillado, se ha plantado ante Cárdenas pero el meta ha taponado su remate con efectividad.

De ahí al final lo mismo que desde el principio: ni un disparo del Levante entre palos que haya comprometido a Bono. Bajo una fina lluvia en el Ciutat ha dado la sensación de que podrían haber estado jugando dos días más y el Sevilla habría achicado toda el agua con relativa comodidad.

Si es una cuestión mental, quedan alicientes todavía como para no poder permitirse el lujo de pensar en otra cosa. Si es una cuestión física, las seis jornadas que quedan pueden ser una tortura. Confiemos en que sencillamente el Levante se haya enfrentado a uno de los mejores equipos de esta Liga.

FICHA TÉCNICA

0. Levante: Cardenas, Son, Vezo, Rober Pier (Sergio León, m.73), Duarte, Toño, De Frutos (Doukoure, m.73), Malsa, Bardhi (Rochina, m.59), Melero (Morales, m.59) y Dani Gómez (Roger, m.85).

1. Sevilla: Bono; Jesús Navas, Koundé (Gudelj, m.86), Diego Carlos, Acuña; Fernando, Jordán; Suso (Rakitic, m.75), Ocampos (Munir, m.89); En Nesyri (De Jong, m.86) y Papu Gómez (Óscar, m.86).

Gol: 0-1, m.53: En Nesyri.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Amonestó por el Levante a Bardhi, Melero, Rochina y Doukoure, y por el Sevilla a Acuña.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 31 de LaLiga disputado en el estadio Ciutat de València sin espectadores.