El Levante UD tiene ante sí el reto de dar la sorpresa ante el todopoderoso Barcelona en la final de la Copa de la Reina Iberdrola, que se disputará en el estadio Butarque (Leganés) con un pronóstico claramente favorable al cuadro de Lluis Cortés.

El equipo azulgrana cuenta sus partidos por victorias tanto en la Primera división, como en la Copa de la pasada temporada que se resolvió el 13 de febrero de este año a causa de la pandemia y en la presente edición del torneo del k.o., que se resolverá a partir de las 20.00 horas con arbitraje de María Dolores Martínez Madrona, del Comité Murciano.

Tan solo el Manchester City, en la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones, y el Atlético de Madrid, en la semifinal de la Supercopa de Almería de enero -en los penaltis- han podido con las pupilas de Cortés. .El Levante ha sido una de las víctimas del poderío azulgrana esta campaña. En Buñol cayó por 0-3 y en el feudo barcelonista fue goleado por 7-1.

No obstante, espoleado por su triunfo in extremis, con un tanto en la prolongación de Rocío Gálvez, sobre el Atlético de Madrid en la segunda semifinal, el equipo de María Pry, encara esta final con el sueño de revertir los pronósticos.