Atentos a Bardhi. Pese a que el paso de la selección de Macedonia del Norte por la Eurocopa no ha pasado de testimonial, los detalles dejados por el futbolista del Levante tampoco han pasado inadvertidos. No es que ningún club haya descubierto al jugador del Levante ahora, pero el hecho de verle compitiendo a buen nivel contra los mejores futbolistas del continente ha servido de confirmación para los equipos, algunos de ellos de la Premier League, que ven en el futbolista un activo potencial. A Orriols todavía no ha llegado ninguna oferta en firme, pero eso no significa que la entidad no esté preparada para afrontar la salida del macedonio en este mercado invernal ya que a nadie se le escapa que el jugador internacional es una de las principales bazas a la hora de intentar cuadrar números teniendo en cuenta que el club sigue en -16’5 millones de saldo.

Quico Catalán aseguró en su alocución de balance de la temporada que tenía la sensación de que la pandemia había impedido viajar a ver futbolistas, pero que eso a su vez había hecho que se optimizase el trabajo de alguna forma y a su vez que hubiese un mayor control de futbolistas de distintos mercados. Ahí emerge la figura de Manu Fajardo, quien a la sombra está siendo el encargado de coordinar buena parte de ese trabajo del que podría salir el sustituto de Enis Bardhi para la próxima campaña.

El futbolista, aunque al final ha podido disfrutar de la Eurocopa con su selección sin contratiempos, no tuvo una recta final de campaña fácil. Para empezar fue parado en un control de circulación rutinario el lunes 5 de abril y uno de los agentes apreció que su carné de conducir «había sido impreso sobre un plástico con formato de tarjeta y que faltaban otras marcas de seguridad tras revisar el documento con luz ultravioleta». Eso le obligó a presentar, como el propio jugador afirmó, «el certificado expedido por el Ministerio de Interior de Macedonia» que corroboraba que su carné de conducir estaba validado por su país. En el ámbito estrictamente deportivo no completó ninguno de los últimos cinco partidos de LaLiga y en uno de ellos, ante el Getafe, ni tan siquiera participó por decisión técnica. Y para colmo dio positivo en COVID a su llegada a su país para concentrarse con su selección, lo que le obligó a permanecer confinado durante diez días, los primeros de ellos con síntomas.

En las dos últimas temporadas Bardhi ya despertó el interés de clubes europeos potentes como Arsenal, Fiorentina o Dortmund, si bien eso no se transformó en ninguna oferta en firme. Todos ellos le vieron jugar en directo, pero nadie llegó a poner una cantidad sobre la mesa por un futbolista que tiene una clásula de 50 millones, pero al que los principales portales especializados tasan en una cantidad próxima a los 15 millones de euros. Será difícil que alguna entidad en la actual coyuntura económica ponga también esa cantidad en negro sobre blanco, pero todo apunta a que ofertas van a llegar por un futbolista que llegó siendo un desconocido y con 25 años ha sido el único internacional del Levante en esta Eurocopa.

Junto a Bardhi, los tres principales activos por los que el club quiere y cree que puede obtener líquido son Campaña, Aitor y Ruben Vezo, aunque se prevé un mercado especialmente largo.