Alessio Lisci sabe en qué situación pisará su equipo el Santiago Bernabéu, pero tiene la seguridad de que, salgan como salgan las cosas, su equipo se vaciará para conseguir la victoria en el estadio del actual campeón de LaLiga Santander. De toda la temporada, el Levante afrontará el encuentro donde sentirá los escalofríos de la presión, aunque el entrenador italiano no tiene miedo. «La presión es algo que no noto. Me gusta tener presión y es algo con lo que tienes que convivir. Vivo mucho el momento. En ningún momento he pensado que pasa si no ganamos o empatamos. Pienso en hacerlo lo mejor posible», comentó el entrenador italiano.