Acabó el sueño del Levante UD en LaLiga Santander. Cinco años más tarde desde su último ascenso, el cuadro granota ha puesto fin a su andadura en la máxima categoría del fútbol español con una goleada en contra en el Santiago Bernabéu (6-0). Necesitaban los hombres de Alessio Lisci sumar ante el campeón, que salió con todo, y no fue posible. De hecho, fueron claramente superados y pese a querer, al equipo granota se le vio incapaz de competir, la tónica de la campaña repetida una vez más con el detonante final del descenso matemático tras una exhibición del Real Madrid. El equipo blanco fue inmensamente superior y puso fin al calvario de un Levante UD hundido.

Atrás queda una temporada 21/22, que comenzó con Paco López en el banquillo y que dejó por el camino a Javi Pereira para acabar con el interino, Alessio Lisci, elegido como la última 'bala' para soñar con una permanencia que siempre fue cuesta arriba. Con el italiano sacó el vestuario su orgullo y comenzó a competir, remando contra la adversidad y prolongando el sufrimiento para acabar muriendo en la orilla. Al menos despidieron la categoría con honores y dejándose la piel en sus enfrentamientos con rivales directos con una afición que sí que fue de Primera.

Sin dirección deportiva en el mercado de fichajes de invierno, hasta que llegó un Felipe Miñambres que ahora tendrá mucha faena por delante, llegaron algunos refuerzos pero tampoco fue suficiente. Alessio mejoró las prestaciones del equipo, aunque los puntos llegaron al casillero granota demasiado tarde. El tercer entrenador del año, que tomaba las riendas tras dejar al Atlético Levante, afrontó el reto con ilusión y pese a su trabajo esta vez el final no fue feliz. Realmente era complejo tras una primera vuelta sin victorias, que acabó con 8 puntos en 19 jornadas.

Se acabó el sufrimiento y empieza, desde ya, el periodo de reconstrucción. El Levante es el primer equipo de LaLiga descendido. Ahora se avecina un verano movido, con cambios, refuerzos y salidas, algunas dolorosas. Y con un Quico Catalán (presidente) que tendrá que someterse al famoso 'examen' sobre su mandato. Todo sea por volver a ver, cuanto antes, al Levante UD donde se merece. En Primera División.