Levante UD | Declaraciones

"Estamos a un partido de, por qué no, jugar la Champions"

La capitana y el técnico sueñan con una victoria contra el Madrid CFF que, sumado a un tropiezo del Atlético, les dé la clasificación para la Liga de Campeones Femenina

José Luis Sánchez Vera y María de Alharilla, durante la rueda de prensa, ayer, en el Ciutat de València. | J. M. LÓPEZ

José Luis Sánchez Vera y María de Alharilla, durante la rueda de prensa, ayer, en el Ciutat de València. | J. M. LÓPEZ

Rafa Esteve

El Levante Femenino afronta la última jornada de liga con la posibilidad de entrar en Champions. No depende de sí mismo, pero se encuentra a un punto de diferencia de la tercera posición y recibe en casa al Madrid CFF. José Luis Sánchez Vera y María de Alharilla afrontan el encuentro desde la máxima ilusión y convencidas de que será un día para el recuerdo. No por lograr el tercer puesto, sino por el proceso y por cerrar una temporada para el recuerdo. Además, sin estar pendientes de lo que suceda en el Atlético de Madrid-Villarreal.

«Lo vivimos el otro día en Granada y no lo he hecho nunca. El sábado me apetece ganar el partido y me obsesiona ganarlo. Vamos a sonreír igual. Va a sonreír mucho el Levante. Ese es el punto de crecimiento, que el Levante esté en esa pelea», dijo el técnico granota, mientras la capitana siguió su discurso. «Queremos ir a ganar, a disfrutar, y a celebrarlo con la afición después de conseguir tres puntos». Sin embargo, renovada recientemente hasta 2026, sueña con la Champions League. «Muchísima ilusión. Es la competición que todo el mundo quiere jugar. Estamos a un partido de, por qué no, jugar la Champions», aseguró.

El técnico se despedirá del Levante después de dos temporadas de ensueño y lo hará dejando huella y con la plantilla metida en la pelea por entrar en Champions. «Después de muchas situaciones, el sábado tenemos un partido importante. Uno aquí y otro en Madrid entre dos equipos que sueñan con entrar en Champions. Era complicado llegar a donde estamos». Pese a que sea su último partido, Sánchez Vera quiere quedarse con lo bueno. «Una de las frases que dije cuando llegué al Levante fue que en mi currículum diré que he entrenado al Levante. Es un sello que siempre podré tener. Es un histórico». Por su parte, Alharilla viene de cumplir 300 partidos como levantinista. «El club me ha apoyado desde el primer momento. En el embarazo fue un plus. El Levante es mi club, es un sentimiento de pertenencia. Me quedan dos años más y aportaré lo que haga falta. Haré lo que sea por este club». n