Tras la construcción de la Variante Norte en el año 2013, quedó inhabilitada la zona frecuente de paso de peatones por la parte lateral derecho del puente que atraviesa el Turia en la entrada al municipio por la carretera de Villamarchante.

Desde el Ayuntamiento, se lleva solicitado que se realice una ampliación del mismo o bien se encuentre otras alternativas viables, como por ejemplo una pasarela de acceso peatonal.

El Concejal de Obras y Urbanismo, José Antonio Martínez, afirma que "la situación actual presenta graves problemas de accesibilidad, puesto que no pueden transitar los viandantes con los carros de bebés, personas con movilidad reducida, sillas de ruedas, etc. Es por eso mismo que solicitamos a la Diputación de Valencia una solución para poder permitir el paso a cualquier persona."