Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calles reivindica la titularidad del acueducto romano de Peña Cortada

La infraestructura atraviesa Tuéjar, Chelva, Calles y Domeño, pero es en Calles por donde discurre el tramo que se ha convertido en un reclamo turístico

Calles reivindica la titularidad del acueducto romano de Peña Cortada

Calles reivindica la titularidad del acueducto romano de Peña Cortada

Cualquiera que tenga gusto por el senderismo conoce la ruta del acueducto de Peña Cortada. También aquellos y aquellas que disfrutan con la historia del Imperio Romano y todo lo que queda de él en la península. A escasos 45 minutos de València se encuentra la tercera mayor infraestructura hidráulica romana de España, con 28,6 kilómetros descubiertos. que habitualmente se relaciona con una población: Chelva. Sin embargo, en su municipio vecino ha comenzado una campaña de «apropiación» lícita, ya que así lo recoge la ley, por la que reivindican que esta ruta turística forma parte de su término municipal y no de sus vecinos chelvanos.

mante

Lejos de abrir una guerra municipal, la alcaldesa de Calles, Consuelo García, traslada el malestar generalizado que hay entre los vecinos por esa errónea asociación. La primera edil asume que el acceso a la ruta más conocido es el de Chelva, donde se encuentra el parking, por lo que la asociación se hace fácil: acueducto de Chelva. Sin embargo, ese motivo no es suficiente para camuflar uno de los reclamos turísticos de Calles. «La rambla de Alcotas separa los términos municipales: a un lado Chelva y al otro Calles, donde se encuentra la infraestructura hidráulica».

García remite al Decreto 159/2004, de 3 de septiembre, de la Generalitat, por el que se declara Bien de Interés Cultural al acueducto de Peña Cortada. El puente de la Rambla de Alcotas, el Puente del barranco de la Cueva del Gato, el corte de la montaña que da nombre al acueducto y el tramo de túneles y canales de agua por donde discurre la ruta senderista se encuentra en Calles, como define el documento oficial.

El puente del barranco de la Cueva del Gato. fbustamante

De hecho, como recuerda García, que esta obra esté en su término municipal implica su conservación. Y no siempre resulta fácil: pese a la importancia patrimonial de esta infraestructura, las subvenciones no siempre llegan y, desde luego, no son suficientes para darle la misma categoría que el de Segovia o el de Tarragona.

García recuerda que la confusión es sistemática y hasta en el programa especializado de Televisión Española, Ingeniería Romana, «no se dijo ni una verdad», empezando por el término municipal donde se ubica: insistieron en que era Chelva, y no calles, el municipio que lo alberga. «Protestamos pero nos dijeron que se habían pasado ya los días dispuestos para las reclamaciones», lamenta García.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats