30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pla Convivint prevé 15 centros de día y residencias en el interior

También se construirán cuatro nuevos centros de diversidad funcional en Chiva, Ademuz, Llíria y Riba-roja

Ademuz

Ademuz

Una inversión sin precedentes se espera en el interior valenciano en material social. Los beneficiarios serán los que más atención necesitan: mayores, personas con discapacidades y adolescentes y niños. La Conselleria de Políticas Inclusivas que dirige la vicepresidenta Mónica Oltra prevé realizar una inversión de 561 millones: a falta de conocer el detalle de cuánto se destinará a cada infraestructura, lo cierto es que las comarcas del interior se llevarán un buen presupuesto. Se prevé construir cuatro centros de día en el Camp de Túria en Benaguasil, La Pobla de Vallbona, Llíria y Casinos dos residencias en Bétera y Riba-roja de Túria. En Los Serranos, habrá un centro de día en Gestalgar y otro en Villar del Arzobispo, donde también se construirá una residencia, como en Alpuente. En Ademuz será una residencia la inversión que haga la conselleria, como en Cofrentes y Sinarcas, donde también se prevé el centro de día al igual que en Turís, Yátova y Utiel.

Las actuaciones se prevé que se lleven a cabo entre 2021 y 2025, según el estado del proyecto. En el caso de la Pobla de Vallbona, la conselleria ya se comprometió a financiar el 100 % de la instalación con 1,2 millones de euros para el Centro de Día de Rascanya y habrá plazas para 80 usuarios.

Según la previsión de la conselleria de Oltra, se prevé crear 6.600 plazas públicas de empleo y se generarán 3.500 empleos directos, además de garantizar el acceso equitativo de la ciudadanía a estos recursos.

Más centros ocupacionales

Políticas Inclusivas también prevé aumentar sustancialmente los centros de día y residencias para personas con diversidad funcional, para lo que se invertirán 81 millones y 27 nuevos centros. En el interior se prevé construir un centro ocupacional en Ademuz, otro en Chiva que también funcionará como residencia, mientras que en Llíria será residencia y centro de día. En Riba-roja de Túria está prevista la instalación de una residencia mixta para personas con discapacidades de tipo funcional.

Mientras, la salud mental se convierte en otro de los ejes de inversión de la conselleria y se prevé 22 nuevos centros con un importe de 74 millones de euros.

Los planes de conselleria es construir un Centro de Recuperación e Integración Social (CRIS) en Llíria, Villar del Arzobispo y Chiva, para cubrir así el Camp de Túria, La Serranía y la Hoya de Buñol. Mientras, en Utiel se construirá un Centro Específico para Personas con Enfermedad Mental Crónica (CEEM).

Por último, se creará un nuevo punto de encuentro familiar en Buñol y en Llíria, un centro de día y de inserción Sociolaboral en Riba-roja de Túria y un centro de día de apoyo convivencial y educativo en la comarca de Requena-Utiel.

Compartir el artículo

stats