Serafina Belenguer, vecina de Villar del Arzobispo, ha recibido una de las mayores condecoraciones con la que se puede distinguir a los ciudadanos: la medalla de la Real Orden del Mérito Civil. Se ha realizado a título póstumo, ya que Fina es una de las profesionales sanitarias que han perdido la vida a causa de la covid-19, cuyo contagio se produjo en marzo del año pasado, siendo una de las primeras enfermeras a las que se le diagnosticó como causa de muerte esta enfermedad.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez conversa con las hermanas de Fina Belenguer

Así, fueron sus dos hermanas las que recogieron la medalla de manos de Su Majestad el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, en el acto que se celebró en el Palacio Real el 15 de julio. El evento tuvo lugar en el patio de armas, donde se realizó una ceremonia homenaje a todas las víctimas de la pandemia, como Fina, y más tarde, en los salones de palacio se llevó a cabo la entrega de los méritos a las personas reconocidas.

La condecoración de la Real Orden del Mérito Civil, instituida por el Rey Don Alfonso XII el 25 de junio de 1926, nació como forma de "premiar los méritos de carácter civil que presten o hayan prestado relevantes servicios al Estado, con trabajos extraordinarios, provechosas iniciativas o con constancia ejemplar en el cumplimiento de sus deberes”, tal y como publica la Casa Real.

Entrega de la Medalla de la Orden del Mérito Civil a Serafina Belenguer.

El reconocimiento a Fina ha sido compartido por el Ayuntamiento de Villar del Arzobispo, quien ha destacado su "capacidad, eficacia y entrega ejemplar" a su profesión que desempeñaba en el Hospital Peset Aleixandre de València. Belenguer nació en Villar, si bien se trasladó a València donde residía habitualmente. Sin embargo, su relación con el municipio serrano se mantenía constante y cada fin de semana y en vacaciones visitaba la localidad donde tenía una vivienda.

Entrega de la Medalla de la Orden del Mérito Civil a Serafina Belenguer.