La Diputació de València respalda a los municipios del Rincón de Ademuz en su reivindicación al Ejecutivo central para mejorar cuanto antes las comunicaciones con Teruel, ciudad de referencia para servicios sanitarios y administrativos para los algo más de 2.000 habitantes censados en la comarca. Una moción incluida en el orden del día del pleno de septiembre, aprobada por unanimidad, insta al Gobierno de España a agilizar el proyecto de mejora de la N-330 entre Torrebaja y Teruel, obra licitada por el Ministerio de Transportes, así como a emprender otro tipo de mejoras en distintos tramos de una vía deficiente, como el de Torrebaja a la aldea de Losantos (Castielfabib) en la conexión con la carretera de Cuenca.

Los distintos grupos que forman la corporación provincial apoyan de forma conjunta el texto propuesto por el diputado no adscrito con aportaciones de los socialistas que, además de la mejora del tramo de cinco kilómetros ya licitado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, recuerdan que es necesario actuar sobre otros tramos de la carretera igualmente importantes, caso del que conecta Torrebaja y Losantos, punto en el que la carretera se desdobla hasta llegar al puente que conecta con la de Cuenca.

En la Diputación tienen claro que la deficiente comunicación por carretera con Teruel, separado de Torrebaja por una distancia de 32 kilómetros, es uno de los principales problemas de una de las comarcas valencianas con mayor riesgo de despoblación. Los responsables provinciales admiten que todas las administraciones son conscientes de la necesidad de medidas para recuperar la España vaciada, pero reclaman pasar a la acción de manera inmediata para evitar que la despoblación sea irreversible en municipios como los del Rincón de Ademuz.

La N-330 es una vía estrecha y sin arcenes que presenta distintos tramos peligrosos y donde el tráfico se ralentiza por el paso de vehículos pesados. Estas deficiencias en las infraestructuras se convierten en un obstáculo más para el desarrollo económico de municipios que tienen mercado para sus productos en las provincias vecinas y en una incomodidad para los más de 2.000 habitantes del Rincón de Ademuz que periódicamente se desplazan hasta Teruel por cuestiones administrativas o sanitarias.

En este contexto, la Diputación se suma a la plataforma ciudadana que integra a los siete municipios de la comarca en su reivindicación para que el Ejecutivo central mejore cuanto antes el trazado completo entre Torrebaja y Teruel. Los habitantes del Rincón quieren que la N-330 se convierta en una vía del siglo XXI con pavimentación y arcenes dignos y más seguridad vial, permitiendo una mayor interacción comercial y social entre los territorios que conecta.