Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Serranía es Futuro pide reubicar los parques solares de Villar en las antiguas minas

Aseguran que la empresa no va a respetar las zonas de regadío y que pactaron no usar y denuncian que se han arrancado olivos centenarios de algunas parcelas

Concentración el pasado domingo contra la planta solar de Villar

Las tres plantas fotovoltaicas divididas en siete parques que la empresa Renovalia planea instalar en Villar del Arzobispo han suscitado polémica. Como en tantos otros términos municipales, el ingreso económico que esta instalación supone para las arcas públicas choca de frente con el impacto ambiental que pueden tener. En Villar, aunque el pleno del consistorio estaba a favor, Serrania es Futuro - Compromís llevan varias semanas cuestionando los enclaves elegidos por esta empresa en el municipio.

Su portavoz y concejal de Medio Ambiente, Luís Súller, cuestiona el compromiso inicial de la empresa de solo ocupar terrenos de secano abandonados: hasta donde han podido confirmar, el plano de distribución de placas solares invade zonas de regadío aptas para el cultivo, por lo que Súller pide que ocupen, tal como manda el decreto que regula la instalación de renovables, las antiguas zonas mineras degradadas para que el impacto de las plantas solares sea mínimo para el municipio. "Tenemos un paisaje lunar por las canteras y minas, nos sobra el paisaje perjudicado por la minería. Si se instalan aquí deberían hacerlo en esta zonas", explica Súller.

Plano con la instalación de las plantas al que ha tenido acceso Serranía es futuro

El grupo Serranía es Futuro ha registrado ya una moción para el pleno de la próxima semana donde piden "insta a la empresa a reubicar su proyecto en las zonas aconsejadas, zonas degradas por la actividad minera y parcelas de secano abandonadas, excluyendo tierras de regadío para instalar plantas solares".

Lo cierto es que la Conselleria de Agricultura y Emergencia Climática llevó a cabo en el término municipal una inversión de alrededor de 6.000 euros para convertir tierras de secano en cultivables, muchas de ellas, según Súller, dentro del mapa donde Renovalia instalará sus plantas.

Además, el equipo de gobierno también ha tenido que estar pendiente de las compraventas y alquileres de terrenos a particulares, en cuyas tierras existen elementos patrimoniales como restos de construcciones de piedra seca o incluso olivos centenarios. A través de un informe del consistorio, lograron paralizar el arranque de 25 árboles que estaban condenados a desaparecer ya que el particular quiso dejar lista la parcela para la instalación de placas.

Una de las parcelas donde se arrancaron olivos centenarios

Por eso, la moción también hace referencia en su primera propuesta a "no autorizar plantas solares que afecten y supongan el arranque de arbolado y no permitir la destrucción de bien de Relevancia Local que son las hormas, muros de piedra seca, sin los pertinentes permisos".

"La empresa no ha cumplido con lo acordado", ha lamentado Súller. Según explica, el acuerdo entre el consistorio y la empresa pasaba por no invadir las tierras productivas. "Queremos energías renovables, pero así no", zanja Súller, cuyo partido organizó el pasado domingo una concentración donde solicitaba reflexionar sobre la autorización a esta empresa de instalar sus placas en zonas fértiles.

Concentración contra los parques solares en Villar del Arzobispo

Según explica, entre la CV-345 y la Cv-347, "todos los terrenos son de regadío", por lo que más de la mitad del proyecto invade estas áreas.

Precio de la parcela muy inferior

Además, Súller también cuestiona el precio fijado de venta de hanegada que la empresa ha ofrecido a los particulares. Por cada 835 metros cuadrados de tierra, "la empresa paga un máximo de 2.000 euros, una cantidad muy inferior a lo que está pagando en Godelleta, que cuesta 5.000 euros, o en Chiva, donde las zonas de secano se pagan más caras que en villar", lamenta. "Nos están tomando el pelo", señala el concejal.

En la moción, la Serranía es Futuro también cuestiona el fraccionamiento de plantas por parte de la empresa. Según explican, van a dar traslado a los órganos de control del Consell "para que estudie si el fraccionamiento del proyecto de 350 megavatios en 7 proyectos más pequeños de 49,9 megavatios es un intento de saltarse las medidas de control e impacto ambiental del Ministerio de Industria", el órgano que debe autorizar las plantas solares que superen los 50 megavatios de potencia.

La moción llega pocos días después de la visita por parte de la alcaldesa de Villar del Arzobispo, María Ángeles Beaus, a una planta solar que Renovalia tiene en Puertollano, donde fueron invitados (junto al alcalde de Casinos, Miguel Navarré) para conocer el funcionamiento e instalación de un parque similar al que instalarán allí.

Compartir el artículo

stats