26 de agosto de 2017
26.08.2017

Gastronomía con estrella y moscatel en Teulada

Dolia, la muestra de enoturismo y gastronomía, innova con cócteles sólidos, salazones contemporáneos y medusas - El cartel de chefs es de lujo

26.08.2017 | 04:15
Gastronomía con estrella y moscatel en Teulada

Una mirada atrás. La VII edición de Dolia, la muestra de enoturismo y gastronomía de Teulada-Moraira que se celebra el próximo 2 de septiembre, recoge el fruto de las anteriores ediciones y extrae su quintaesencia. De ahí el nombre de este año: «Essència». El acento, cómo no, se pone en el territorio, el paisaje y la gastronomía del municipio. Todo es uno. Pero ahora Dolia explora las raíces de la gastronomía y abre la ventana «territorio gastronómico», iniciativa que se desarrollará en el jardín del auditorio.
La muestra tiene estrella. Una cocina con alma como la de Teulada-Moraira se basa en el producto y en la sabiduría de productores y artesanos. José Montejano, un repostero artesano de Ontinyent, pondrá el punto dulce.
Dolia también se asomará a su mar, el Mediterráneo. En «territorio gastronómico» se llevará a cabo un maridaje de los salazones contemporáneos de Alma Marina, de Toni Pérez Marcos, quien desvelará la técnica que emplea para conseguir un producto de curación breve y uso moderado de la sal. Un producto tratado como en épocas ancestrales, pero buscando la innovación y que maridará con las cervezas artesanas de 69 Brosses, una será de cítricos y la otra de trigo.
La muestra cuenta este año con dos cocineros alicantinos que suman cuatro estrellas Michelin. Son Alberto Ferruz y Kiko Moya, dos chefs que mezclan a la perfección la cocina moderna y la tradición. Han encontrado el equilibrio perfecto. Elaborarán creaciones culinarias en exclusiva y, claro está, con el ingrediente de la uva moscatel.
Dolia no pierde su sentido. Nació para poner en valor el territorio y el paisaje a través de la uva moscatel de Alejandría. Desde el auditorio de Teulada-Moraira se divisan las terrazas de cultivo, ese paisaje modelado con la cultura ancestral de la vid. La arquitectura del auditorio dialoga con ese horizonte de viñas.
Este año los productos invitados son los Cítricos Valencianos (IGP), que armonizan a las mil maravillas con la uva moscatel.
En el apartado de I+D, los asistentes descubrirán el arte de la mixología, que es la transformación de la gastronomía líquida a sólida. El mejor bartender de la Comunitat, Iván Talens, convertirá tres cócteles clásicos en sólidos.
El arte es clave en Dolia. Se inaugurará una instalación plástica realizada por el equipo d´Empaperart. Evoca la esencia, las raíces, la gastronomía...
Dolia kids es otra apuesta fuerte. El auditorio y el Oceanogràfic van de la mano. Se realizará un taller de reciclaje marino. Los niños se concienciarán sobre la amenaza para la biodiversidad marina de los plásticos y la contaminación. María Querol, participante en Master Chef Junior, deslumbrará con sorpresas marinas que se comen. La acompañará el divulgador científico Manuel Toharia. Ambos borrarán en un periquete la mala fama de las medusas.
Dolia también tiene música, de jazz. Todo encaja (marida, en argot gastronómico). El restaurante Toni Cantó también tendrá una presencia protagonista. Esta muestra tiene estrella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook