05 de mayo de 2018
05.05.2018
Ciclista superviviente del atropello de Oliva

"Quiero hacer todo lo posible para que no ocurran más atropellos a ciclistas"

Andrés Contreras, uno de los supervivientes del accidente en el que murieron tres deportistas de Xàbia, relata en los institutos la tragedia que provocó hace ahora un año la conductora drogada y bebida que los arrolló

05.05.2018 | 04:15
Andrés Contreras sostiene su bicicleta, rodeado de responsables de la Cruz Roja y de alumnos.

El lunes se cumple un año de una tragedia que Xàbia no olvidará nunca. Una joven conductora, que luego dio positivo en las pruebas de alcohol y droga, arrolló brutalmente a un grupo de seis ciclistas xabieros en la carretera N-332 en Oliva. Murieron tres deportistas, Eduardo Monfort y José Albi, de 28 años, y Luis Alberto Contreras, de 53. Andrés Contreras, hijo de este último, y Scott Gordon quedaron gravemente heridos. Estuvieron varios días en coma y todavía arrastran importantes secuelas. Ni Xàbia ni el mundo ciclista han olvidado aquel terrorífico accidente.
«Sí, estos días son complicados. Es muy duro. Hace un año perdí a mi padre y a dos amigos. Poco a poco, intento recuperar mi vida», declaró ayer a Levante-EMV Andrés Contreras. El joven deportista, de 27 años, está decidido a luchar contra las tragedias en la carretera. De hecho, ha empezado a impartir charlas en los institutos para concienciar sobre seguridad vial y sobre las consecuencias de conducir bajo los efectos de las drogas y el alcohol. Colabora en este programa de educación vial con la Cruz Roja de Dénia. «Es también muy duro que después de lo que pasó hace un año continúen ocurriendo atropellos a ciclistas. Yo sobreviví y voy a luchar y a hacer todo lo posible para que no pasen más accidentes».

La evolución de Andrés es extraordinarias. Pesaba 85 kilos y estaba en plena forma (es un apasionado de la bicicleta y del triatlón) cuando la conductora bebida y drogada lo arrolló a él y a su grupeta ciclista. El día que despertó, que salió del coma, se había quedado en 50 kilos. Tenía fracturas por todo el cuerpo. No recordaba nada del accidente. Ahora pesa 82 kilos y está recuperando masa muscular. Pero para restablecerse del todo todavía le queda. Ayer acudió al traumatólogo del hospital de Alzira que le operó y le ha tratado en el último año. «Tendré que pasar otra vez por el quirófano para que me quiten un cerclaje de la rótula de la rodilla. Sufro molestias. La tibia la tengo todavía rota, aunque, por fin, está empezando a soldar». «También tengo dolores musculares. Intento ser fuerte de cabeza y no pensar mucho en el accidente. Pero la realidad está ahí. En casa, se nota la tristeza. Mi padre ya no está».

Andrés es un ejemplo de superación. Se pasa cada día cinco horas en el gimnasio y durante dos horas recibe tratamiento de fisioterapia (está en manos de Jero Benavente, especialista en fisioterapia para deportista profesionales). Los médicos le han dicho que ya puede volver a nadar. Sólo ha hecho tres salidas en bicicleta. Pedalear todavía es un riesgo.

En los institutos, a los más jóvenes les habla de educación vial básica. A los alumnos de a partir de 17 años, sí les cuenta el atropello múltiple del 7 de mayo de 2017. Afirma que el hecho de sobrevivir le obliga a concienciar, a contar su experiencia, a intentar convencer a los jóvenes de que al volante deben ser extremadamente responsables. «Les digo que intenten cuidar de sus amigos y que no les dejen coger el coche si han ido de copas». Andrés asegura que estas charlas siempre contienen un mensaje positivo. «Quiero que sepan que, pase lo que pase, se puede salir adelante. Hay que luchar. Y les explico cómo he superado yo el accidente».

El joven da las gracias a los médicos y al personal del hospital de Alzira y de Aigües Vives que le han atendido durante este año. «El apoyo de la sociedad también ha sido incondicional. Xàbia se ha volcado con todos nosotros», asevera.

Su vida, como la de los otros dos supervivientes, y la de las familias de los seis ciclistas que hace un año salieron a rodar y disfrutar de la bicicleta, ha cambiado radicalmente. «En el hospital, aprendí a caminar de nuevo, a subir escaleras, a comer. Todavía no me he recuperado. Intento que la vida que antes tenía vuelva a mi. El vacío que ha dejado mi padre, eso sí, siempre estará».

Andrés Contreras recalca que nunca ha querido «entrar en el odio» a la conductora. «Sé que ha pedido salir de la cárcel hasta que se celebre el juicio. Mi consejo es que no salga. Socialmente, creo que sufrirá más», reflexiona.

Homenaje del club de triatlón a los tres deportistas fallecidos
El club Trillebeig ha convocado para el lunes, el día que se cumple un año de la tragedia, un homenaje a Eduardo Monfort Gasent, José Albi y Luis Alberto Contreras, los tres ciclistas fallecidos. Eran miembros del Trillebeig, cuyos integrantes realizarán primero un acto íntimo de recuerdo en el cementerio municipal. Luego, irán en bicicleta a la Plaça de l´Església, donde se realizará un minuto de silencio. Este club ha hecho un llamamiento a otras entidades deportivas para que se sumen a la marcha ciclista y al minuto de silencio. Quiere rendir homenaje a sus compañeros fallecidos y también lanzar un grito reivindicativo de «respeto a los ciclistas y para que estas desgracias desaparezcan de las carreteras».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook