07 de julio de 2018
07.07.2018

Un incendio originado en un vertedero ilegal calcina siete hectáreas en Parcent y Murla

Las llamas avanzaron con rapidez cauce arriba del río Gorgos y obligaron a desalojar una decena de casas ? El viento arrastró pavesas que prendían el cañar

07.07.2018 | 04:15
Un incendio originado en un vertedero ilegal calcina siete hectáreas en Parcent y Murla
Un incendio originado en un vertedero ilegal calcina siete hectáreas en Parcent y Murla

Los ríos de la Marina Alta dan miedo en época de lluvias torrenciales y también cuando aprieta el calor de lo lindo. Un incendio que se declaró ayer en el río Gorgos, en término municipal de Parcent, obligó a desalojar una decena de casas. Es el primer susto de entidad del verano en esta comarca. El fuego comenzó pasadas las 13 horas. Se originó, según las primeras investigaciones, en un pequeño vertedero ilegal que se halla en la margen del río. Allí había electrodomésticos desguazados y cristales. La insolación en esos cristales pudo provocar la primera chispa que desencadenó el fuego. Los agentes forestales tomaron fotografías de ese basurero incontrolado.

El incendio se propagó con rapidez. Todo favorecía que avanzara río arriba. Llegó, de hecho, al término de Murla. Los vecinos que tienen sus casas en la ribera de este tramo del Gorgos salieron a toda prisa. Tenían las llamas cerca y la humareda era muy densa. El cauce, de hecho, estaba repleto de vegetación altamente combustible. Las cañas se prendían y ardían con rapidez.

El despliegue de emergencias y de la extinción fue inmediato. La Guardia Civil desalojó a los vecinos y cerró los caminos de acceso. Mientras, siete medios aéreos realizaban continuas descargas sobre el frente del fuego. Los helicópteros cargaban aguas en intervalos muy cortos en las piscinas de los chalés desalojados. Por tierra, los bomberos y las brigadas forestales luchaban contra el incendio y protegían las viviendas.
Pero soplaba viento y arrastraba las pavesas que prendían el cañar.

La intervención de los medios aéreos fue decisiva para frenar el avance, río arriba, del fuego. Pasadas las 16 horas, el incendio se dio por estabilizado. A las 20 horas, ya se dio por controlado. No había una estimación oficial de la superficie calcinada, pero las fuentes consultadas indicaron que estaría sobre las siete hectáreas.

Allí siguieron trabajando los bomberos y las brigadas. Refrescar el suelo era imprescindible. El día de ayer fue de elevadas temperaturas y allí el viento no paró de soplar. Es probable que el incendio se dé por extinguido durante la mañana de hoy.

Este incendio ha destapado el riesgo de los vertidos incontrolados. En los últimos años, se ha intentado erradicar esos focos de contaminación. Pero todavía quedan. En el que ayer se originó según todos los indicios el incendio está en una zona de gran valor natural (el cauce del río). Las llamas acabaron con la vegetación y, en ese tramo donde comenzó el fuego, se podían ver electrodomésticos e incluso una botella de butano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook