26 de julio de 2018
26.07.2018

Un terremoto de 3,1 grados con epicentro en el mar en Calp provoca alarma en la Marina Alta

La tierra sigue temblando en la comarca y a las 16:36 horas se ha sentido la tercera réplica del seísmo de la pasada madrugada

26.07.2018 | 07:57
Un terremoto de 3,1 grados con epicentro en el mar en Calp provoca alarma en la Marina Alta

La tierra sigue temblando en la Marina Alta y, de hecho, a las 16:35 horas ha tenido lugar la tercera réplica del terremoto de la pasada madrugada. Se ha notado con mucha claridad de nuevo en Benissa y Teulada y también en Benitatxell y Xàbia. Ha sido de magnitud 2,9 en la escala de Richter. El epicentro, que en los seismos de la pasada madrugada se situó en Calp, mar adentro frente al Penyal d'Ifac, y en la costa de Benissa, se ha desplazado ahora al norte, ya en tierra y en Teulada.

La Marina Alta ha temblado esta pasada noche y no, precisamente, por los cohetes de las numerosas fiestas que ahora se celebran en la comarca. A las 01.45 horas, según recoge el Instituto Geográfico Nacional, ha tenido lugar un terremoto de magnitud 3,1 grados en la escala Richter con epicentro situado en el mar y frente al Penyal d'Ifac de Calp. Ese movimiento sísmico se ha notado con nitidez en Calp, Benissa y Teulada-Moraira y también hay vecinos de Xàbia y Dénia que lo han percibido.

En los municipios más próximos al epicentro, sobre todo en Calp y Benissa, ha habido numerosas llamadas a la Policía Local. Vecinos que estaban tranquilamente en sus casas han explicado que han empezado a moverse el sofá y los sillones. Algunos, sabedores ya de que estaba ocurriendo un terremoto, han llegado a salir a la calle alarmados. "Ha sido como una explosión. Una sensación extraña y desagradable", ha comentado Patricia, quien vive en el campo. 

Pero la tierra no ha dejado de temblar. Ha habido dos réplicas a las 3.05 y las 3.25. Más de un vecino que tras el primer susto había logrado conciliar el sueño se ha despertado sobresaltado. La primera réplica ha sido de 2 grados y la segunda de 2,2. Esta noche trémula y de actividad sísmica ha desvelado a numerosos vecinos y turistas de la Marina Alta. No han ocurrido daños. "Todos los perros han comenzado a ladrar muy nerviosos, las paredes han retumbado. He bajado corriendo a la calle y ya había vecinos también fuera de sus casas que hablaban de un terremoto. Yo pensaba que se había hundido un tejado", ha indicado María. "No pensaba que un terremoto era así. He notado un golpe muy fuerte, ha añadido. "Todavía se me ponen los pelos de punta", ha indicado Isa. "Ya no he podido pegar ojo en toda la noche".

Desde el teremoto multitud de vecinos han llamado al ertén de Policía y se les ha facilitado información y se les ha transmitido calma, informándole que, a pesar del rudio y de lo alarmante que puede parecer "no existe una situación de riesgo".

El terremoto se ha hecho notar en otras zonas de Benissa, como en la Calle de la Pau, donde ha provocado una grieta en un edificio.

Debido a los desprendimientos, la Policía Local ha tenido que cortar el área del Carrer Sant Pere y la Iglesia de Benissa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook