06 de marzo de 2019
06.03.2019

Un chef de 22 años de Burgos invoca la tradición para cocinar la mejor gamba roja de Dénia

Alejandro Serrano, que comenzó en los fogones con 15 años, dedica el premio a su abuela y destaca que su plato era "una explosión de mar"

06.03.2019 | 00:03

La alta cocina se lo debe todo a las abuelas. Los grandes cocineros aprendieron los arcanos del oficio sentados en el poyo de la cocina mientras sus abuelas guisaban. Alejandro Serrano, el joven cocinero de 22 años de Miranda de Ebro (Burgos) que ayer dio la sorpresa y ganó el concurso de la gamba roja de Dénia, le dedicó el premio a su abuela. Luego también se acordó de su padre, que puso en marcha en 1998 el restaurante en el que Alejandro creció entre fogones, y de toda su familia. Pero que le viniese primero que nada a la cabeza su abuela ya delata que este chef, que empezó a cocinar con 15 años, le guarda un enorme respeto a la tradición. Su receta de «gamba roja de Dénia al limón» convenció al exigente jurado presidido por la crítica de gastronomía Julia Pérez y que este año incluía por primera vez a un chef extranjero, el portugués Ricardo Costa, de The Yeatman de Oporto.

Serrano desveló que la clave de su éxito reside en no apartarse ni un milímetro de la cocina tradicional. Con las cabezas de las gambas hizo un caldo concentrado y con mucho sabor, «que es algo muy de mi tierra». Dijo que su plato era «una explosión de mar» y que había respetado al máximo la gamba, que es «un producto impresionante». El chef anunció, entusiasmado, que dentro de 6 meses abrirá su propio restaurante. El premio de ayer es un espaldarazo de primera.

El segundo premio se lo llevó Álex Primo, el chef del restaurante Cyrus DAD de Port de Sagunt, quien cocinó una «gamba roja de Dénia y suquet marino acidulado». Mientras, el cocinero del Samaruc de Dénia Ismael Bilbao logró el tercer galardón. Hizo un plato muy de la Marina Alta (incluso con referencias a las salsas de la época romana). Se llama «gamba roja de Dénia en escabeche de naranja sanguina y garum valenciano».

El director de este concurso de cocina creativa, Rafa Soler, destacó que el marisco de Dénia tiene ya «proyección mundial». Se mostró convencido de que el Mercat de Dénia, un templo del producto de proximidad y de la gastronomía local, sigue siendo el mejor lugar para celebrar este certamen. Mientras, en la sección de pescado de este mercado se vendía la gamba roja fresca de tamaño medio a 64 euros el kilo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook