08 de abril de 2019
08.04.2019

El pleno de Dénia da luz verde al plan estructural que amplía de 6 a 30 las hectáreas de parques públicos

La oposición vaticina que el Consell tumbará el documento y recrimina al gobierno local que cambie a última hora suelos protegidos a urbanizables

08.04.2019 | 17:58
El pleno de Dénia da luz verde al plan estructural que amplía de 6 a 30 las hectáreas de parques públicos

El plan estructural que entierra el crecimiento urbanístico "desorbitado" ya va camino de València. El pleno de Dénia ha dado luz verde esta mañana al documento. En realidad, lo envía ahora a la conselleria de Medio Ambiente para que emita la evaluación ambiental estratégica. Una vez superado ese trámite, el plan estructural será una realidad y el ayuntamiento se pondrá manos a la obra en realizar el plan pormenorizado.

La concejala de Territorio, Maria Josep Ripoll, ha destacado que el plan estructural rompe con los "crecimientos desorbitados" y apuesta por un modelo de ciudad "progresista, moderna, mediterránea y tranquila". "Es un plan en la línea de las ciudades avanzadas", ha dicho, y ha subrayado que el nuevo planeamiento consagra un "uso racional del suelo" y permite llenar los "vacíos" y cerrar el núcleo urbano. El documento marca un tope de 3.600 nuevas casas y un techo demográfico de 55.000 habitantes.

Ripoll ha asegurado que la nueva ciudad será "amable e inclusiva". "De 6 hectáreas de parque pasamos a 30. Ampliamos el Bosc de Diana de 3 a 14 hectáreas. Mejoramos la conectividad en autobús, tren y tranvía y el acceso al puerto".

El plan estructural lo han votado a favor el gobierno local (PSPV y Compromís) y Podemos. La oposición le ha dado en bloque un "no". PP, Ciudadanos y Gent de Dénia-Centre Unificat ya han vaticinado que la conselleria lo tumbará. Han coincidido en que el gobierno local ha introducido cambios de calado de última hora y no han estado expuestos al público. Se han referido a suelos de Madrigueres y la Giralda que en principio figuraban como rurales protegidos y que ahora han pasado a urbanizables.

El alcalde, Vicent Grimalt, del PSPV, ha asegurado que el nuevo planeamiento pone los cimientos de una "ciudad amable, inclusiva y saludable". Ha lamentado que surjan "agoreros" que ya auguren que el plan estructural pasará a engrosar la larga lista de tropiezos urbanísticos de los gobiernos de Dénia. El último PGOU que no han anulado los tribunales es el de 1972.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook