10 de mayo de 2019
10.05.2019

Larga vida a las verbenas de pueblo

La presentación en Dénia del libro «150 anys de música i ball a la Marina Alta» deja un momento estelar: Bernardino Gosp, de la orquesta de Alzira Los Serenade, deslumbra con «Volare»

10.05.2019 | 08:50
Larga vida a las verbenas de pueblo

Las verbenas, los saraos, la música ligera, los picantes cuplés, las discotecas y hasta los tablaos flamencos dan para páginas y páginas en la Marina Alta. Para casi 400. Y para más de 1.800 fotos sacadas del baúl de los recuerdos (o de la Piquer, que sería más apropiado).

La comarca es de mucho artisteo. La fiesta de los últimos 150 años da para un libro. Para una enciclopedia pelín nostálgica. Y esa gran obra, coordinada por Antoni Reig y dirigida por Paco Carrió y titulada «150 anys de música i ball a la Marina Alta», se presentó en la tarde-noche del jueves en el Centro Social de Dénia.

Más que presentación, aquello fue un festivo y maravilloso déja vu. El numeroso público revivió su juventud. El acto dejó un momento estelar. Bernardino Gosp, el cantante de Los Serenade, la orquesta de Alzira que en los años 70 se rifaban los pueblos (era fija en las fiestas de Dénia), se subió al escenario para cantar «Volare». Bernardino se despidió como antaño, con un «Visca Dénia» que casi pone al público en pie.

Este libro rescata a pioneras del cuplé, las desaparecidas salas de baile y de fiestas, discotecas cerradas hace años, a cantantes del impacto del pegolino Michel (triunfó en la Unión Soviética) y a bandas de enorme éxito. Las fotos más antiguas son del teatro principal, del casino o del cabaret Anxova, exponente de la Dénia golfa de la época dorada del comercio de la pasa.

También reivindica a cupletistas pioneras como Teresita Pastor, de Dénia, o Rosario Ferrer, de Pedreguer; ambas triunfaron en toda España. O al dianense Pedro Oltra, quien compuso temas para Antonio Machín.

Los autores hacen memoria de las primeras orquestinas, como la del bar Agulló. Y en la presentación exhibieron el clarinete de 1929 de uno de sus músicos. La presentación fue una fiesta. También un homenaje a los que ya no están, como el compositor Norberto Cervera. Casi cobraron vida las verbenas y las añoradas salas de baile, como la Monumental de El Verger, Mi Jardín de Ondara o la Rosaleda de Dénia. Antoni Reig destacó que la obra tiene mucho de «crónica sentimental». Desprende nostalgia por los bailes que ya no volverán. Pero este libro también es una invitación a buscar los nuevos caminos de la fiesta.

Otra actuación estelar fue la del trío de Benissa Los Xicaira. Llevan 44 años en activo. Su cantante, Carmen Carrió, es el mismo volcán de siempre.

El libro rememora las noches de Golden y Menphis, ambas en Dénia, del Moli Blanc, el Caracol y El Vikingo, en Xàbia, del Grafitti, de Pedreguer, del Comix, de Calp y del Trance, de Benissa. Pocas discotecas quedan ya abiertas. Una de ellas es Hacienda, en la Plana de Xàbia. Fue la primera discoteca que se dio de alta como tal en España. Un templo hippie.

En esta enorme obra han participado Josep Vicent Bolta, Lumi Requejo, Miquel Crespo, Joan Miquel Almela, Vicent Ortuño, Josep Ronda, Jovi Seser, Paco Reus, Lluís Pons, Didac Vengut, J. J. Mas, Sergi Albiñana, Josep Ahuir, Quico Montiel y Nacho Olivares. El prólogo es de Josep Sendra. Larga vida al baile y a la música. Y, por supuesto, a las verbenas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook