16 de enero de 2020
16.01.2020

Escaleras y rampas mecánicas para llegar al casco antiguo de Calp y reducir las emisiones de carbono

"Hemos pensado en los mayores y en hacer accesible nuestro centro histórico", afirma la alcaldesa

16.01.2020 | 09:41
Escaleras y rampas mecánicas para llegar al casco antiguo de Calp y reducir las emisiones de carbono

Calp allana el camino de la accesibilidad y de la reducción de emisiones contaminantes de CO2. Y lo hace con escaleras y rampas mecánicas.

Murmullo. Así reaccionaron los vecinos cuando anoche, en la Casa de Cultura, se desvelaron los proyectos de reurbanización de las calles la Fossa, Benissa, Murillo y Alcalde Vicente Pastor. En esas dos últimas, que tienen una fuerte pendiente e incluso escaleras en las que los peatones se quedan sin resuello, se colocarán escaleras y rampas mecánicas. Estos proyectos forman parte de la estrategia Edusi, financiada al 50 % por la Unión Europea. Las obras totales suben a 6 millones de euros. Bruselas pone tres y el ayuntamiento la otra mitad.

En la calle Murillo se eliminará el aparcamiento y se instalará una rampa. Mientras, en Alcalde Vicente Pastor, habrá un tramo de rampa y otro de escaleras mecánicas. Estas últimas salvarán la empinada escalinata.

La alcaldesa, Ana Sala, explicó que precisamente la apuesta por la accesibilidad es lo que convenció a Europa de dar luz verde la estrategia Edusi diseñada por el Ayuntamiento de Calp. "En nuestro casco antiguo cuesta moverse. Hay muchas cuestas. Al adoptar estas soluciones hemos pensado en los mayores".

Las escaleras y rampas mecánicas persiguen también liberar el centro histórico de coches. Además, es una apuesta por recuperar la vida en este núcleo urbano. Los obstáculos arquitectónicos provocan que los vecinos, sobre todo los de mayor edad, tengan que abandonar estas casas y mudarse a zonas residenciales en las que no hay tantas pendientes ni escalones. Y si el casco antiguo recupera vecinos y vida también resurgirá el comercio de proximidad. También Calp puede convertirse en un destino turístico para las personas con discapacidad funcional.

"Pueden parecer proyectos futuristas. Pero son necesarios y creemos en ellos", afirmó la alcaldesa.

Los técnicos municipales también presentaron la oficina de turismo del siglo XXI, que incluirá la gerencia del centro comercial abierto del centro histórico, la red de wifi de banda ancha en los edificios públicos y las playas o la plataforma central de información que recibirá los datos recogidos con sensores de tráfico, de control del abastacimiento de agua o de recogida de basura. "Todos esos datos pueden ser muy útiles para los empresarios y emprendedores. Es información de la realidad del municipio que se está dando en tiempo real", destacó el técnico de informática, Genaro Tur.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook