25 de marzo de 2020
25.03.2020
Levante-emv
CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los marineros de Calp siguen faenando para garantizar el suministro de pescado fresco

La subasta se realiza cumpliendo estrictas normas sanitarias y de prevención de contagios

25.03.2020 | 21:21
La subasta realizada esta tarde en la lonja de Calp

La Cofradía de Pescadores de Calp y parte de su flota pesquera siguen al pie del cañón. Las embarcaciones salen a faenar y se celebra la subasta. Eso sí, aplicando de manera estricta y minuciosa las normas sanitarias y de prevención que establecen la OMS y el ministerio de Sanidad. Así, esta tarde en la subasta se han vuelto a ver las especies tradicionales que capturan los pescadores calpinos: pescadillas, salmonetes, cangrejos, gamba blanca, faneca, pulpo, rape o galeras.

Esta actividad es esencial en el sistema agroalimentario en estos momentos tan críticos. Los pescadores son imprescindibles. Abastecen de pescado fresco y de calidad a las pescaderías.

En la madrugada de este jueves estas embarcaciones soltarán amarras y se harán nuevamente a la mar para surtir a las pescaderías de la Marina Alta y Baixa e incluso a pescaderías de València, Alicante y Elx. Los marineros calpinos garantizan que los ciudadanos, que ahora están pasando momentos muy complicados por el confinamiento y la incertidumbre de la epidemia del coronavirus, puedan consumir los mejores y más sanos productos del mar.

Desde la cofrafía han subrayado que el sector primario (agricultores, ganaderos y pescadores) debe garantizar que la cadena de suministros de alimentos frescos "permanezca activa y a disposición de nuestra sociedad". Eso sí, subrayan, "estamos asumiendo los mínimos riesgos y adoptando las medidas preventivas de manera estricta como también lo hacen los demás profesionales".

La cofradía calpina agradece su función en esta crisis a los sanitarios y auxiliares, los operarios de la limpieza viaria y la recogida de basura, los trabajadores de farmacias, mercados y supermercados, así como a las fuerzas de seguridad, a los voluntarios y a los bancos, transporistas o mensajeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook