08 de abril de 2020
08.04.2020
Levante-emv
Crisis del coronavirus

Cáritas del Puerto de Xàbia advierte de que a las 50 familias que atiende se han sumado ahora otras 30

La ONG pide que se aumenten los donativos: "No hay contribución pequeña; todo suma"

08.04.2020 | 20:54
Cáritas del Puerto de Xàbia advierte de que a las 50 familias que atiende se han sumado ahora otras 30

Numerosas familias se encuentran en una situación crítica. La portavoz de Cáritas de la parroquia de la Mare de Déu de Xàbia (la de la iglesia del Puerto), Elly van der Wel, ha hecho un llamamiento para que se incrementen de forma urgente los donativos ante la crisis que está provocando la pandemia del coronavirus. "En estos momentos, a las más de cincuenta familias que atendemos regularmente con productos de alimentación, se han añadido unas treinta más. Necesitamos recaudar más dinero para poder afrontar esta situación, que vemos que va para largo", ha indicado Van del Wel, que ha precisado que Cáritas ha puesto en marcha la campaña "Cada gesto cuenta". "No hay donativo pequeño en estos momentos. Todo suma", ha afirmado.

Esta ONG ha tenido que cambiar su propia organización. Ha alejado de la acció directa a sus voluntarios mayores de 65 años, un grupo vulnerable en esta emergencia sanitaria. Pero muchos de sus voluntarios están en esa franja de edad. Cáritas se está apoyando en jóvenes para llevar a cabo su labor solidaria. Ahora, además, en lugar de entregar directamente alimentos, se dan vales de comida. "Son posibles gracias a la colaboración de Masymas", ha aclarado la portavoz.

Cáritas advierte de la "preocupante" situación de madres que viven solas con sus hijos y que suelen trabajar en la asistencia doméstica. Ahora no pueden hacer estos trabajos. "Además, todos nuestros talleres de acompañamiento para el empleo, que llevamos conjuntamente con Cáritas de la parroquia de Sant Bertomeu, la producción del huerto urbano y el taller de costura han cerrado y eso afecta directamente a unas quince familias", ha advertido Van der Wel. "Tampoco podemos realizar el mercadillo mensual de libros y juguetes, que nos proporcionaba unos ingresos significativos para la acción que veníamos realizando, ni los conciertos benéficos, otra fuente de ingresos regulares para nuestra Cáritas. Ni tampoco podremos recibir la tradicional recaudación del Jueves Santo, día del Amor Fraterno".

"La situación se agudiza en aquellos grupos sin hogar que viven recluidos todos en una única habitación. Además, aparecen nuevas necesidades de atención psicosocial que procuramos atender mediante acompañamiento telefónico", ha indicado esta portavoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook