Aunque el día salga desabrido, eso de tener la playa a un paso y no poder disfrutarla sigue siendo una poderosa tentación. La Policía Local de Dénia sancionó ayer a dos adultos que rompieron el confinamiento decretado por el coronavirus y se fueron con tres niños a pasear a la playa de l'Almadrava. Los agentes los sorprendieron caminando por la arena.

De nuevo ayer se repitieron las denuncias a conductores de otros municipios que, al identificarlos la policía, sostuvieron que habían viajado a Dénia a comprar al supermercado, hacer gestiones, a "tomarse un café" o a por tabaco y un refresco a un estanco.

Los agentes también sorprendieron a un conductor de una motocicleta que no tenía licencia. Dijo que iba a casa de un amigo a cortarle el pelo. Pero no aportó ninguna documentación que acreditase esta actividad.

La Policía Local y la Nacional pusieron ayer 33 denuncias. Está en la línea de los últimos días. Los agentes acudieron a un domicilio de la avenida del Marquesat en el que atronaba la música. Llamaron reiteradamente a la puerta. Nadie les abrió. Regresaron luego y les abrió la puerta el inquilino, que ya era el único que quedaba. Acabó sancionado.

Más noticias sobre el coronavirus en València

¿Quién tiene derecho a recibir gratis las mascarillas el lunes?

El virus sigue sin ser rastreable

"Mucha gripe de este año fue coronavirus sin saberlo"

Sánchez pedirá otra prórroga del estado de alarma pero con salidas limitadas para los niños desde el 27 de abril

¡No tiren los décimos de lotería!