25 de julio de 2020
25.07.2020
Levante-emv
Mejora

Xàbia repara la avería que ha llegado a dejar a 7.000 chalés sin agua

El suministro ya alcanzó en la tarde-noche de ayer las casas situadas en la cota más alta - Los vecinos hicieron cola para llenar las garrafas en los camiones cuba tras estar algunos hasta 3 días sin abastecimiento

24.07.2020 | 20:31
Los vecinos guardan cola para llenar las garrafas en el camión cuba de la zona de Balcón al Mar.

El agua volvió a manar ayer de los grifos. «En este momento en el que nos insisten en extremar la higiene, quedarnos sin agua era lo peor que nos podía pasar», advirtió una vecina que guardaba cola para llenar garrafas en el camión cisterna que envió la empresa municipal de suministro Amjasa a la urbanización de Balcón al Mar. Aquí la crisis hídrica ha sido pertinaz. Los residentes de la cola hacían cuentas. Entre los dos reventones que ha sufrido esta semana la tubería que inyecta el agua de la desalinizadora a la red (es la tubería más esencial de todo el sistema hídrico de Xàbia), calculaban que habían estado prácticamente tres días sin agua. En algún momento, sí recuperaron un hilillo de suministro.

«En Xàbia tenemos 28.000 abonados y unos 7.000 se han visto afectados por esta avería. La mayoría ha sufrido cortes de algunas horas, pero sí hay unas 300 casas, las de cota más elevada, a las que ha costado más que llegara el agua. Esta tarde-noche, sobre las 20 horas, ya debe estar el servicio normalizado. Y si vuelve a reventar la misma tubería, ya tenemos preparado el material para hacer una nueva», explicó ayer el gerente de Amjasa, Josep Lluís Henarejos.

Además, al tiempo que se reparaba el segundo reventón en esa conducción que conecta a la red la desalinizadora, el gran «manantial» de Xàbia, Amjasa instaló otra tubería provisional de menor capacidad, pero que en la tarde del jueves ya estaba en funcionamiento. El agua empezó a llegar a los primeros chalés de esos 7.000 que en algún momento se habían quedado secos.

Pero poner en marcha todo el circuito de abastecimiento de Xàbia tiene su intríngulis. Se habían creado bolsas de aire y las tuberías más antiguas podían reventar. De hecho, ayer se produjo una rotura en la conducción principal que lleva suministro a Tarraula y Covatelles. «No podemos ir todo lo rápido que deseamos. Per0 esperamos que esta noche ya todo el mundo tenga agua», insistió Henarejos.

«Venimos de Madrid y hemos alquilado una casa en Balcón al Mar. Hemos sacado cubos de la piscina para los inodoros y para ducharnos. El paisaje es precioso, pero no han sido las vacaciones soñadas», comentó un turista que, cargado de garrafas, hacía cola para llenarlas en el camión cisterna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook