Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallazgo

Emerge el esqueleto de un llaüt de pesca que se hundió en 1926 en la playa de Calp

Las cuadernas están a escasos 20 metros de la orilla y a unos dos de profundidad - Un veraneante las ha fotografiado haciendo "snorkel"

Las imágenes tomadas por el veraneante de las cuadernas que asoman en el fondo marino.

Las imágenes tomadas por el veraneante de las cuadernas que asoman en el fondo marino. césar romero

Los bañistas de la playa de la Fossa de Calp han tropezado este verano con la historia. César Romero, que es de Madrid y veranea con su familia desde hace 18 años en el municipio, se golpeó con unos palos que han emergido del fondo marino. Están a escasos 20 metros de la orilla y a unos dos de profundidad. Acudió a avisar a los socorristas. «Puede ocurrir un accidente. Es fácil que a alguien le dé un revolcón una ola y se haga daño con las cuadernas», explicó ayer Romero a Levante-EMV.

Los socorristas le dijeron que no podían hacer nada y que correspondía al ayuntamiento señalizar esas maderas o retirarlas. El veraneante se puso entonces en contacto con la alcaldesa, Ana Sala. Cogió las gafas y el tubo de bucear y tomó fotografías y grabó un video del esqueleto de madera sumergido. Se lo enseñó a la munícipe y le advirtió de que, al igual que le había ocurrido a él, otros bañistas se habían lastimado este verano.

«Sé que desde hace cuatro o cinco años se tiene conocimiento de que esos palos están ahí. El año pasado se colocó en esa zona el canal de navegación y ningún bañista se tropezó con ellos, pero éste sí ha habido más gente que se ha golpeado. Sobresalen mucho», advirtió Romero.

La alcaldesa aseguró en las redes sociales que las cuadernas se van a señalizar. Pertenecen a un barco hundido. Podrían convertirse en un atractivo turístico de primera. Basta con sumergirse con unas gafas de bucear («snorkel» para iniciados) para contemplar los vestigios del armazón de un llaüt de pesca que se hundió en 1926 en la playa del Fossa, un fondeadero natural desde la época de los romanos. El destructivo temporal Gloria del pasado mes de enero ha desenterrado el costillar de este viejo y desventurado pesquero.

Inspección del pecio

En el verano de 2016, ya se descubrieron estas cuadernas que asoman en el fondo marino. Los arqueólogos subacuáticos Roberto Ferrer, Juan Martínez y Bernia Sanz inspeccionaron el pecio y concluyeron que correspondía a un llaüt de pesca que un violento temporal desarboló y hundió en la rada de la Fossa en 1926. Se sabe que esa tempestad causó el naufragio de los pesqueros Pepe Estrella, Vicente Mosquit y Pepe Corrales. Uno de ellos es el que ahora ha emergido en el fondo de arena.

El navío del que ahora asoman las cuadernas debía tener casi 15 metros de eslora y 3,5 de manga. Los arqueólogos hallaron la roda (pieza de proa) y el codastre (prolongación de la quilla en la popa). Localizaron dónde estaban anclados los goznes del timón y los clavos embreados que unían las cuadernas y el forro del barco.

La playa de la Fossa es un gran yacimiento arqueológico. Está pendiente llevar a cabo una prospección. Puede hallarse el derrelicto de alguno de los navíos que participó en 1359 en el sitio y la destrucción por parte de las flotas castellana, portuguesa y genovesa de la Pobla medieval d'Ifac.

Compartir el artículo

stats