Otro de los pioneros de ese periodismo comarcal que se abría paso con fuerza en los años 90 y que llevaría a las cabeceras a apostar por los pueblos y las ediciones comarcales se ha ido esta tarde. Ha fallecido a los 59 años de edad Pere Aragonés, que fue corresponsal del semanario Canfali Marina Alta y de Levante-EMV. También exhibió su magnífica voz en las distintas emisoras de radio que surgieron en esos años en Xàbia, su pueblo natal. Pere Aragonés hizo sus pinitos en la política. Fue concejal en Xàbia del grupo independiente GIX en la legislatura de 1999 a 2003. En la actualidad, trabajaba de auxiliar administrativo en el hospital de la Pedrera de Dénia.

Pere se ha ido sin avisar a nadie. No sufría, que se supiese, ninguna enfermedad. Se ha desplomado en el hospital de Dénia, al que había acompañado a su madre.

Aunque llevaba años desvinculado del periodismo, le gustaba recordar aquellos vertiginosos años en los que la Marina Alta bullía de historias que los pioneros contaban con arrojo. Eran años heroicos. Los periodistas trasnochaban y sacaban excelentes historias en la calle y los bares.

Su fallecimiento ha pillado a todos con el pie cambiado. Amigos íntimos de Pere Aragonés han recordado su voz profunda y la pasión que ponía al declamar a Lorca y a Miquel Martí i Pol. También conocía las entretelas de ese periodismo en el que todavía no existían los móviles. Él sabía lo que era dictar a altas horas de la noche una noticia a la sección de cierre del diario.